Páginas vistas en total

viernes, 31 de agosto de 2012

Ensalada De Pasta Con Atún Y Olivas


Creo que no conozco a nadie a quien no le gusten las aceitunas, tanto niños como adultos. Tienen muchos efectos beneficiosos. Aunque sean un alimento "graso", las grasas que contienen son beneficiosas al ser insaturadas (omega-3 y omega-6 y ácidos palmítico, esteárico y oleico) y no tienen nada de colesterol, por lo que son beneficiosas para nuestro sistema circulatorio y corazón.

Favorecen la secreción de jugo gástrico y facilitan la digestión. El número de unidades recomendadas al día es de siete. ¿Podéis vencer la tentación y comer sólo 7 aceitunas?



  • 200 g de pasta para 4 personas (yo puse farfalle)
  • 2 latas de atún en conserva, al natural o en aceite de oliva
  • 1 paquete de aceitunas verdes deshuesadas tipo Manzanilla
  • media lata de aceitunas negras deshuesadas tipo cacereñas
  • 2 huevos duros
  • tomates cherry
  • aceite de oliva virgen
  • sal

Se cuece la pasta en abundante agua salada según instrucciones del fabricante o al gusto particular. Se pasa por el grifo de agua fría y se reserva.

Se pican las aceitunas verdes y negras, los huevos duros en tacos y el atún. Se vierte sobre la pasta refrescada, se incorporan los tomates cherry en cuartos y se aliña con aceite de oliva virgen extra.





lunes, 27 de agosto de 2012

Mousse De Chocolate Blanco Y Canela


Para muchos puristas el chocolate blanco no es estrictamente chocolate. Carece de la pasta de cacao (pasta sólida procedente de las semillas de cacao) que le confiere al chocolate su color característico marrón oscuro. Sí que contiene manteca de cacao, sustancia con el punto de fusión suficientemente alto como para mantenerse sólido a temperatura ambiente (20-25ºC), pero lo suficientemente bajo como para deshacerse en la boca (36,5ºC es aproximadamente la temperatura corporal).

Se elabora con manteca de cacao (menos del 20%), leche en polvo o condensada (puede contener hasta un 14% de sólidos lácteos y un 3,5% de la grasa de la leche) y azúcar (en EEUU hasta un 55% como máximo de azúcares).

Es un alimento muy energértico, tanto por la grasa como por los azúcares, pero tiene un sabor peculiar y es muy utilizado en repostería.

Hay que tener cuidado al derretirlo, pues se quema con facilidad a altas temperaturas. Conviene hacerlo al baño María o bien si empleamos el microondas hay que calentar pocos segundos, remover y volver a calentar de nuevo.


  • 200 g de chocolate blanco
  • 8 hojas de gelatina neutra (yo compro la de Mercadona, en la que vienen 12 láminas que corresponden a 20 g)
  • 1 tarrina de nata líquida de 200 mL
  • 1/2 Kg de nata montada 
  • 4 claras de huevo
  • 4 cucharadas de azúcar
  • canela molida
  • salsa de chocolate negro

Se pone la gelatina en remojo en agua fría para que se ablande. Mientras, fundimos el chocolate blanco al baño María o bien en el microondas controlando la potencia (yo lo he puesto 30 segundos y he removido bien para que los trozos de la tableta de deshagan y se integren). Si hace falta se puede poner otros 30 segundos más.

Se calienta la nata líquida (también se puede hacer en el microondas 1 minuto), se escurre la gelatina y se disuelve en la nata caliente. Se añade, a continuación, el chocolate blanco fundido y se bate bien con la mezcla de nata y gelatina, hasta conseguir una crema. Se deja enfriar.

Para montar la nata, si no disponemos de ella montada, ponemos en el vaso grande de la batidora frío el medio Kilo de nata para montar y dos cucharadas y media soperas de azúcar. Se bate hasta que monte.

Cuando la mezcla de chocolate está fría se añade la nata montada y un poco de canela molida. Se montan las 4 claras con las 4 cucharadas de azúcar a punto de nieve y se incorporan a la crema de chocolate blanco con movimientos envolventes, para que no pierdan volumen.

Se mojan con un poco de agua unos moldes individuales o uno grande (de silicona se desmoldan muy bien) y se llenan con la mousse. Se meten en la nevera unas 5-6 horas hasta que cuajen.

Se sumergen en agua caliente unos segundos, se vuelcan y se sirven espolvoreados con canela molida y salsa de chocolate caliente.

Yo lo he decorado con canela y con unos bombones en forma de tabletitas de chocolate blanco y negro pues quería estrenar los moldes que me ha regalado mi preciosa amiga Emi.




miércoles, 22 de agosto de 2012

Salmorejo Especial De Manzana Con Huevo Duro De Codorniz


Los huevos de codorniz son esa pequeñas delicias con cáscara moteada y dura, pero con excelentes propiedades nutricionales.

Poseen un alto contenido en proteínas y bajo en colesterol. Además aportan calcio, hierro, vitaminas (A, B1, B2...) y ácidos grasos omega-3.

Son menos indigestos que los de gallina al contener menos grasas y aportan menos calorías, por el mismo peso, que los huevos de gallina. En lugar de comerte un huevo de gallina, podrías tomarte hasta cuatro huevos de codorniz.

Esta receta de salmorejo la he tomado del blog de Ana Mª Las recetas de mamá. Cada vez me gusta más este blog, repleto de recetas sencillas y fáciles. Es una receta válida para las personas celíacas, pues al prescindir del pan no aporta gluten y le he dado mi toque personal adornando con huevos duros de codorniz, en lugar de los clásicos de gallina.

Tiene un sabor más refrescante, no llena tanto (al no llevar pan) y es menos indigesto al no admitir tanto aceite de oliva.




  • 1 Kg de tomates maduros
  • 2 manzanas (aproximadamente medio Kg)
  • 1 diente de ajo
  • 150 mL de aceite de oliva Virgen Extra
  • 2 huevos de codorniz por persona
  • jamón serrano picado
  • sal


Se pelan y pican las manzanas y se ponen en el vaso de la batidora. Se añaden los tomates troceados y el diente de ajo muy picado (yo lo introduzco en un picador de ajos de mano, de los de Ikea).

Se sala y se bate con la batidora, a la vez que vamos añadiendo el aceite a hilo, como si fuéramos a hacer una salsa mahonesa.

A mi me gusta pasarlo por el chino, para eliminar las pieles y pepitas del tomate, pero si lo hacéis en una batidora grande de vaso de cristal o en Thermomix, podéis saltaros este paso (previamente hay que escaldar los tomates para quitar las pieles).

Se rectifica de sal y se deja enfriar en la nevera. Se cuecen los huevos de codorniz en agua a la que hemos añadido un chorretón de vinagre (para poder pelar mejor los huevos), durante unos 8 minutos.

Se pican las claras y las yemas de la mitad de los huevos, por  separado, y se deja la otra mitad partidos en dos. Se adorna con el huevo de codorniz y con el jamón picado y se añade un poco de aceite de oliva.

Viva el salmorejo!!


lunes, 20 de agosto de 2012

Brochetas De Pavo Con Envueltos De Piña

Foto de Gastronomía y Cía

El bacon o panceta es la carne de cerdo que se encuentra bajo su piel. Está formada por tocino o grasa entreverada de carne, por eso también se la denomina "tocino entreverado".

Se elabora y consume ahumada y salada y tiene un elevado valor energético por la grasa animal que contiene. Por eso, no se debe añadir grasa a la sartén para cocinarlo, al calentarse se va fundiendo la grasa que contiene y la parte magra se va quedando crujiente.

En Gran Bretaña se consume en el llamado desayuno completo, cuyos principales ingredientes son "bacon and eggs". Este tipo de desayuno se popularizó en las Islas Británicas en los años 20, pues los médicos propugnaban un desayuno fuerte, abundante y energético para empezar la jornada.


  • una pechuga de pavo cortada en dados
  • aceite de oliva Virgen Extra
  • media piña natural (o en almíbar si no se dispone de fresca)
  • 250 g de bacon en lonchas
  • 200 mL de leche de coco
  • 100 mL de nata líquida
  • zumo de lima
  • jengibre rallado
  • palos de brocheta
  • sal

Se pone poco aceite en una sartén y se doran los trozos de pavo. Se reservan. Se va cortando la piña en trozos rectangulares y se envuelve en media loncha de bacon. Se ensartan en las brochetas, de manera alternada, un trozo de pavo y uno de piña envuelta en bacon.

Se prepara la salsa, añadiendo a la sartén donde se ha cocinado el pavo, la leche de coco, el zumo de media lima, la nata, el jengibre rallado y un poco de sal. Se deja que reduzca un poco y se reserva.

Se pone una sartén sin aceite o una plancha a calentar. Cuando esté muy caliente se ponen las brochetas. El bacon va soltando su grasa y se va tostando y el pavo ya estaba prácticamente hecho, por lo que sólo se deja hasta que el bacon se tueste.

Se sirven calientes acompañadas de la salsa de coco y jengibre.




sábado, 18 de agosto de 2012

Picantones Asados A La Cerveza


Los picantones son un tipo de gallo de tamaño pequeño (suelen pesar en torno al medio kilogramo)con un plumaje gris claro.

No tienen, como mucha gente puede pensar, nada que ver con algún tipo de guindilla o salsa picante. Se encuentran fácilmente en los supermercados (los tienen hasta en Mercadona) y en las pollerías y se cocinan de igual manera que el pollo.

Para que tuvieran un sabor más exótico los he rellenado don limas cortadas en cuartos y he asado con cerveza, en lugar de con vino blanco. A evaporarse el alcohol de la cerveza en el horno, la salsa queda dorada y con un exquisito regusto.


  • 4 picantones de ración (o dos grandes)
  • 2 limas
  • 2 patatas
  • aceite de oliva virgen
  • una lata de cerveza de 330 mL (yo puse Mahou, por supuesto)
  • sal 
  • pimienta

Se pelan las patatas y se cortan en rodajas no muy gordas. Se colocan en la fuente del horno en un lecho, cubriendo todo el fondo. Se salpimentan los picantones por dentro y por fuera y se rellenan con las limas cortadas en cuartos.

Se ponen los picantones encima de lecho de patatas y se rocían con aceite de oliva. Se introducen en el horno calentado a 200ºC. Se riegan con la cerveza y se dejan una media hora que se doren.

Pasado este tiempo, se les da la vuelta para que se hagan por el otro lado, y se añade más cerveza o un poco de agua, para que no se queden muy secos.

Se mantienen en el horno otros 20 minutos, más o menos, o hasta que estén dorados. Se sirven con el acompañamiento de las patatas laminadas asadas (con sabor a cerveza) y se salsea con el jugo del asado.


viernes, 17 de agosto de 2012

Crema Fría De Zanahorias, Jengibre Y Leche De Coco


El jengibre es un tallo o rizoma subterráneo muy apreciado por su aroma y sabor picante. Los de mayor calidad proceden de India, Jamaica y Australia, pero los más comercializados son los de China y Perú.

Se utilizan mucho como condimento en la cocina. En la asiática se conservan en vinagre y se toman como aperitivo (recodáis esas láminas de color blanco-rosado que acompañan al sushi?) o se añaden como ingrediente en muchos platos.



En la cocina occidental se utiliza seco y en polvo para elaborar dulces, galletas (ummm, las deliciosas galletas de jengibre), pan de jengibre o la famosa bebida dulce y refrescante ginger ale.

En esta receta, que he tomado prestada de Julius, de Canal Cocina, se utiliza fresco y rallado. El resultado es magnífico y el olor y sabor que le aporta es delicioso... Gracias Julius!!




  • 1/2 Kg de zanahorias
  • 1 cebolleta
  • 2 puerros
  • 2 patatas medianas
  • jengibre fresco, rallado
  • 200 mL de leche de coco (son latas de 400 mL que yo compro en el chino)
  • aceite de oliva Virgen Extra
  • agua
  • sal
  • perejil
  • semillas de amapola para adornar

Se pone en el fondo de la olla express un poco de aceite de oliva y se rehogan todas las verduras (zanahorias, cebolla, puerro y patata), bien picadas. Se añade también el jengibre rallado.

Cuando estén blanditas se cubren con agua y se salpimentan, se cierra la olla y se cuentan unos 6 minutos, más o menos, de cocción desde que empieza a pitar.

Se abre la olla y se agrega la leche de coco. Se bate mucho con la batidora eléctrica, para que quede elástica. Se deja enfriar.y se pone en la nevera.

Se sirve fría, acompañada de perejil picado y semillas de amapola (Julius decoraba con sésamo negro y con pimientos chiles colorados, pero yo no tenía en casa y además mis hijos tenían que comer ese mismo primer plato).

No os podéis imaginar cómo está de rico!!!



Tuve además la gran suerte de que Julius me firmara su libro de recetas y se fotografiara conmigo. Aquí está la prueba:




jueves, 16 de agosto de 2012

Polos De Melón Y Sandía A Los Dos Chocolates



La sandía o melón de agua (no en vano se denomina en ingés watermelon) es un fruto cucurbitáceo procedente de África.

Se tiene constancia de su cultivo en el Antiguo Egipto y Asia, 2000 años antes de Cristo. En el siglo XIII las sandías llegan a Europa y en el siglo XVI son introducidas en América.

La sandía mexicana tiene fama mundial por ser la más sabrosa y es debido al excelente clima, acompañado de los suelos adecuados.

El 91% de la fruta es agua y el resto lo componen carbohidratos, proteínas, fibra, vitaminas A, B y C, minerales... Calma la sed y es un excelente diurético, laxante, desintoxicante, depurador, antioxidante y buenísimo para la hipertensión. Un lujo y además: baratísimo fruto.




  • media sandía
  • medio melón
  • una tableta de chocolate blanco (unos 100 g)
  • 4 onzas de chocolate negro especial postres (otros 100 g)
  • palillos de brochetas

Se cortan las dos frutas en triágulos o bien, con una cuchara especial para hacer bolas, se hacen bolitas de sandía y melón. Se pinchan en brochetas y se meten en la nevera (las de sandía pueden incluso congelar, en cualquier caso las frutas deben estar muy frías).



Se ponen en dos boles los dos chocolates y se funde cada uno de ellos al microondas. Hay que tener especial cuidado con la potencia del aparato, especialmente en el chocolate blanco, pues si lo calentamos mucho tiempo se quema. Se pueden fundir, si se desea, al baño María.

Se sacan las brochetas del frío y se colocan en una bandeja. Se pintan con una cucharita o con una boquilla pequeña con hilos de chocolate, negro para el melón y blanco para la sandía, o combinando como os guste...

Por la diferencia de temperatura, enseguida se solidifica el chocolate y queda como una cobertura. Yo también llevo a la mesa la fruta cortada y el chocolate derretido, y cada uno, sobre todo los niños, disfrutan "mojando" la fruta en la salsa de chocolate como si fuera una fondue.


miércoles, 15 de agosto de 2012

Ensalada De Brotes Con Mango Y Nueces


Definitivamente me encantan las nueces. Este fruto del nogal tiene multitud de propiedades beneficiosas.

Las nueces contienen fibra, hidratos de carbono, vitaminas y también ácidos grasos poliinsaturados, por lo que su contenido calórico es importante y no conviene ingerir más de tres o cuatro nueces al día.

Son buenísimas para la prevención de enfermedades cardiovasculares y degenerativas, para la piel (deshidratación y eczemas), reducen el colesterol y la hipertensión...




  • 1 bolsa de brotes verdes variados 
  • 1 mango
  • 2 zanahorias
  • 4 nueces troceadas 
  • 100 g de queso Roquefort (u otro queso azul)
  • aceite de oliva virgen
  • vinagre al PX (Pedro Ximénez o cualquier otro)
  • sal

Se pela y trocea el mango en forma de dados. Se trocean también las nueces. Se pelan las zanahorias y se rallan.

Se prepara una vinagreta con el vinagre, la sal y el aceite de oliva virgen: se ponen todos los ingredientes en un bol y se emulsiona con un tenedor, mezclando como si fuéramos a batir un huevo.

Se pone un lecho de lechugas en el fondo del plato, se añade el mango troceado, la zanahoria rallada, las nueces, el queso azul en dados y se salsea con la vinagreta.



martes, 14 de agosto de 2012

Hamburguesa De Ternera Al Gorgonzola Con Cebolla Caramelizada


El queso italiano de pasta blanda Gorgonzola procede de una pequeña ciudad cercana a Milán. está elaborado con leche de vaca, exclusivamente, y se presenta en dos variedades: dulce y picante.

Conocido desde la Edad Media -siglo IX-, no fue hasta el dos siglos después cuando adquirió ese característica aspecto enmohecido que lo diferencia.

Aunque la clásica hamburguesa con queso, lechuga y tomate sea la preferida de la mayoría, conviene poner a la imaginación a funcionar y probar distintas preparaciones. Esta hamburguesa añade a una buena carne picada dos veces, el sabor "picante" de la rúcola, el dulce de la cebolleta caramelizada y la conjunción de ambos en el queso Gorgonzola.




  • 600 g de carne de ternera picada dos veces (para 4 personas)
  • una cebolla o cebolleta grande
  • dos cucharaditas de azúcar moreno
  • sal
  • un taco de Gorgonzola
  • hojas de rúcola
  • tomates kumato cherrie (o tomate normal de ensalada)
  • 2 patatas medianas
  • aceite de oliva
  • 4 panecillos de hamburguesa

Se pica la cebolleta en aros y se pone a pochar despacio en una sartén con un poco de aceite de oliva con el azúcar moreno. Se deja durante media hora, hasta que tome un color caramelo.

Se pelan las dos patatas en forma de bastones y se fríen en abundante aceite de oliva. Se escurren y se reservan. 

Simultáneamente, se pone una sartén a calentar y sobre muy poco aceite, se ponen las hamburguesas a la plancha. Para hacer las hamburguesas, yo pongo la carne en una ensaladera y la salpimento. A continuación, formo unas bolas con las manos (como de unos 150 g) y las aplasto, dándoles la forma aplanada de la hamburguesa.

Se dejan al punto que prefiera el comensal. Cuando falte un poco para tenerlas al punto, se pone encima de cada hamburguesa una porción de queso Gorgonzola y se deja que se derrita con el calor de la sartén.

Se montan la hamburguesa, sobre un panecillo ligeramente tostado (yo lo pongo en el tostador muy poco tiempo), colocando encima del queso la cebolla caramelizada y en la otra parte del pan la rúcola con los tomatitos cortados. Se acompaña con un buen ketchup, mostaza y mahonesa para que cada comensal se la aliñe al gusto y con las patatas recién fritas... ummm



domingo, 12 de agosto de 2012

Arroz Con Leche De Cabra Al Aroma De Lima



En muchos países, sobre todo asiáticos, consumen más leche de cabra que de vaca. quizás en España su consumo sea muy pequeño, debido a su fuerte sabor y a su "mala prensa" injustificada por su contenido graso.

Si es cierto que la leche de cabra tiene un sabor más intenso, pero un poco más dulce que la de vaca. Si bien es cierto que su contenido en grasas (4%) es ligeramente superior a la leche de vaca (3,5%), se trata de grasas más fácilmente digeribles.

Los glóbulos o gotitas de grasa de la leche de cabra tienen un tamaño menor y, por ello, son mejor atacadas por los jugos digestivos. Por este pequeño tamaño de su grasa, los glóbulos quedan en suspensión en vez de flotar en la superficie y formar la nata. Por eso, no es necesario someterla a homogeneización.

Como posee niveles muy bajos de lactosa resulta muy útil para personas que presentan intolerancia a este azúcar. Además, es menos alergénica. Hay estudios que demuestran que las personas con afecciones respiratorias mejoran con el consumo de leche de cabra, ya que tienden a fabricar menos mucosidad que con la leche de vaca.

Esta es la tercera receta de arroz con leche que subo a este sitio, pero es que me encanta experimentar con este delicioso postre tradicional...




  • una taza (de las de té) de arroz de grano duro
  • 2 litros de leche de cabra
  • un vaso (de los de agua) de azúcar
  • un taco de mantequilla (como de una cucharada de tamaño)
  • 2 ramas de canela
  • cáscara de lima
  • canela molida

Se pone en una cazuela al arroz cubierto con un poco de agua y un pellizco de sal y se deja que hierva. Se añade la cáscara de lima y el palo de canela y se va añadiendo la leche de cabra, en pequeñas cantidades, sin dejar de mover con una cuchara de palo.

Seguimos añadiendo leche, poco a poco, durante una hora u hora y cuarto. Es la forma artesanal de hacer el arroz con leche: sin prisa, pero sin pausa, dejando que el arroz vaya "soltando" su almidón y que la consistencia sea la de una crema.

Cuando ha pasado una hora, aproximadamente, incorporamos el vaso de azúcar -el arroz con leche debe estar siempre muy dulce, pues al enfriarse la sensación dulce disminuye- y un taco de mantequilla y se deja que de disuelva todo, sin parar de remover.

Se vierte sobre una fuente o en boles individuales, se espolvorea con canela molida y cuando se enfríe se mete en la nevera.



El color de este arroz con leche es más blanco, pues la leche de cabra tiene más blancura que la de vaca.




sábado, 11 de agosto de 2012

Huevos Rotos Con Ibérico



Hablar de huevos rotos es hablar de Casa Lucio. Este emblemático restaurante de la Cava Baja, en Madrid (España), fue creado por Lucio Blázquez en 1974 en el lugar en el que existía un antiguo mesón llamado Mesón del Segoviano.

Inicialmente elaboraba recetas castellanas y posteriormente fue añadiendo platos madrileños. Su especialidad, entre otras, son los Huevos estrellados o rotos. En su casa se elaboran con patatas fritas en bastones, en sartén ancha y profunda para que las patatas gallegas "naden", y con huevos que se fríen en un poco del aceite de las patatas y a los que con pericia les dan hasta la vuelta en la sartén.

Aunque para Lucio es una barbaridad añadirle jamón u otro tipo de chacinas, yo he cometido ese ultraje para poder utilizarlo como plato principal acompañando de una ensalada.

A mis hijos les vuelven locos y calculo para ellos 2 huevos por cabeza. Una delicia. Gracias Lucio!!




  • 4 patatas gallegas medianas (para 4 personas)
  • 6 huevos frescos
  • 150 g de jamón serrano (si es ibérico, pues mejor)
  • aceite de oliva virgen para freir
  • sal
  • pimentón dulce

Se pelan las patatas y se cortan en bastones. se pone a calentar el aceite fuerte y se van friendo por tandas, para que no se apelotonen.

Se sacan de la sartén y se escurren bien, poniéndolas además sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

Se deja en la sartén un poco de aceite (mucha menos cantidad que para hacer huevos fritos) y cuando esté muy caliente se añaden los huevos, de dos en dos. Se deja que se hagan y, con cuidado de no romper la yema, se les da la vuelta con la espumadera.

El resultado tiene que ser la clara cuajada y la yema muy líquida. Se disponen los huevos encima de las patatas fritas y se salan bien, cortándolos a continuación, en realidad rompiéndolos con un cuchillo.

Se pueden acompañar de unas tiras o tapas de un buen jamón serrano pasado brevemente por la sartén y espolvoreado con pimentón dulce.


viernes, 10 de agosto de 2012

Brochetas De Solomillo Con Cebollitas Francesas



El solomillo es una pieza selecta de carne de vaca o cerdo, con forma cónica,  procedente de la parte lumbar. Se encuentra entre las costillas y la columna, concretamente encima de los riñones y por debajo del lomo bajo -de ahí su nombre so-lomillo- .

En inglés el solomillo se denomina tenderloin, palabra muy expresiva y acertada, pues alude a "lo más tierno del lomo".

Al igual que con el pescado, a mi me parece que una buena pieza necesita muy poca preparación. Me gusta, simplemente, muy poco hecho a la plancha (sólo marcado) para degustar mejor su ternura y jugosidad.


  • un solomillo de vacuno (o medio Kg de carne de cadera cortada en tacos, como para fondue)
  • un paquete de cebollas francesas
  • un pimiento rojo con carne firme
  • palillos para ensartar
  • aceite de oliva virgen
  • sal gorda o en escamas

Se quita la piel a las cebollitas y se ponen a pochar a fuego medio en un poco de aceite de oliva virgen. se corta el pimiento en cuadrados regulares y también se pone a saltear en otra sartén.

Cuando las cebollitas están blandas y el pimiento también, se ensartan en brocheta, alternando la carne cortada en tacos no muy grandes, pimiento y cebolla en cada pincho.

Se pone una plancha o sartén grande a calentar con muy poco aceite y cuando empiece simplemente a humear se disponen las brochetas, marcando la carne muy poco (es decir, dorada por fuera pero cruda por dentro).

Al sacar las brochetas se espolvorean con sal gorda o con escamas de sal. Se comen recién hechos.



jueves, 9 de agosto de 2012

Milhojas De Melón, Mango Y Piña Con Coulis De Frambuesa



Pocas frutas resultan tan refrescantes en verano como el melón. El melón es un fruto de temporada con  elevado contenido en agua y sabor dulce.

El tamaño del melón puede variar desde los 400 g de los más pequeños hasta los más de 20 Kg de los ejemplares mayores.

Es diurético, depurativo, antioxidante, nutritivo y rehidratante. Una pequeña ración -100 g- aporta más de la mitad de la dosis diaria de vitamina C y su contenido en betacarotenos -convertibles en vitamina A- lo convierten en un eficaz aliado contra los trastornos cardíacos y el cáncer.

En casa gusta tanto a pequeños como a mayores (mi padre lo come todos los días del año) y no creo que sea cierta la sentencia que de él dice: Melón, por la mañana, oro; al mediodía, plata; y por la noche mata.

La localidad de Villaconejos, en España, tiene fama mundial por el cultivo y la calidad de sus melones.



  •  medio melón
  • media piña natural
  • un mango
  • 5 cucharadas de mermelada de frambuesa
  • el zumo de medio limón
  • agua
  • hojas de menta

Se corta el melón a lo ancho, en lugar de a lo largo, y se forman rodajas finas. Se pela el mango después de cortarlo en rodajas semicirculares, teniendo cuidado con el hueso irregular aplanado de su interior. Se corta la piña a lo largo y de esa mitad se hacen rodajas semicirculares.

Una vez cortadas y peladas las frutas se introducen por capas alternadas, uniéndolas como si fuera un puzzle, dentro de un aro para emplatar. Si no tenéis un aro (yo lo estreno hoy) podéis poner las frutas alternadas en un plato.

Se pone la mermelada de frambuesa en un bol y se añade el zumo de medio limón y un poco de agua. Se introduce en el microondas un minuto y se remueve hasta que la consistencia sea la de un sirope.

Se pasa el cuolis o sirope a través de un colador y se deja enfriar. Una vez frío se salsea por encima del milhojas de frutas.


lunes, 6 de agosto de 2012

Pollo En Pepitoria


Mi padre siempre cuenta que, cuando él era niño (en los años 30-40), la máxima expresión de una celebración era la presencia del pollo. El resto de los días se comía cocido, y no tan ilustrado como lo degustamos en la actualidad.

Antes los pollos o gallinas eran de corral y no se alimentaban de pienso, por lo que el sabor de su carne, tanto por su alimentación como por sus andares libres era una delicia. Siempre se tomaba en pepitoria.

La pepitoria es un guiso español para los platos de aves -generalmente gallina y pollo-. La salsa de la preparación se enriquece con yema de huevo duro, almendras molidas y azafrán.

Aunque se cree que su origen procede de la cocina árabe, hay autores que afirman que la palabra procede del francés petit-oie o "pequeño ganso", pues con estas aves se preparaban las pepitorias en Francia.

En cualquier caso, el plato se popularizó en el siglo XIX, gracias a la reina Isabel II de España, que era una entusiasta de esta preparación.


  • un pollo como de 1,5 Kg (para 6 personas)
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen
  • 1 vaso (de los de vino) de vino blanco y otro para la cocinera
  • 1 cebolla mediana
  • 1 diente de ajo
  • 2 cucharadas soperas de almendras molidas
  • 2 huevos duros
  • azafrán
  • perejil
  • harina
  • agua 
  • sal

Se pone el aceite a calentar en una sartén y, cuando esté caliente, se fríen por tandas los trozos de pollo pasados previamente por harina. Se reservan en un plato.

Se pica menuda la cebolla o cebolleta y el ajo y se rehoga en el aceite de freír el pollo. Se añaden las dos cucharadas de almendras y se se les da una vueltas. 

Se introduce un instante en un plato pequeño el azafrán en el microondas y, a continuación, se pone en el mortero, donde de machaca un poco. Se añade también al mortero, junto con el perejil y un poco de sal, la cebolla rehogada, el ajo y las almendras de la sartén escurridas del aceite. Se machaca todo un poco.

Se vuelca el pollo en una cacerola, se le añade el majado del mortero, el aceite de la sartén, el vaso de vino blanco y se cubre con un poco de agua. Se deja cociendo durante 1,5 h a fuego lento (se va probando si está hecho).

Para servir, se pican los huevos duros, sin la yema. Una de las yemas se tritura y se incorpora a la salsa del guiso y la otra, picada junto con las claras se añaden al guiso.

Se puede acompañar con arroz blanco o con patatas fritas. Yo lo he acompañado hoy con unas setas rehogadas con ajito y perejil.



Gracias a mi madre, Concha, que me enseñó a preparar esta deliciosa pepitoria... aunque ni por asomo me sale como a ella (¿será que ella me lleva unas cientos de veces de elaboración de ventaja o que la comida de una madre siempre sabe mejor? jajaja)

sábado, 4 de agosto de 2012

Tallarines Boloñesa



El orégano (Origanum vulgare) es una hierba aromática muy utilizada en la cocina mediterránea. Se utilizan sus hojas, tanto frescas como secas, pero son las hojas secas las que contienen un aroma y un sabor más intenso.

Se cuenta en las leyendas mitológicas que fue Afrodita -diosa del Amor- la que plantó el primer orégano y le concedió su peculiar fragancia.

Es un ingrediente imprescindible de la cocina italiana y no puede faltar en una buena salsa boloñesa. La salsa bolognesa procede de la región italiana de Bolonia y está elaborada con carne picada o molida de ternera o buey, con carne de cerdo, tomate, cebolla, zanahoria y especias (orégano, fundamentalmente).

Se usa como acompañamiento de spaguetti, tagliatelle, lasaña y canelones y es un alimento muy completo, que gusta a todos.



  • 250 g de tallarines (frescos o secos)
  • 250 g de carne picada de ternera (o mitad cerdo, mitad ternera)
  • 100 g de jamón serrano picado
  • una cebolleta
  • un diente de ajo
  • un vaso de vino blanco
  • orégano
  • un tazón de salsa de tomate casera o una lata peqeña de tomate triturado
  • aceite de oliva virgen
  • sal

Se pone en una sartén un poco de aceite de oliva a calentar y se añade la cebolla picada muy fina y el diente de ajo machacado. Cuando esté transparente se incorpora la carne picada y se deja que se vaya friendo. Se añade el jamón serrano picado y se machaca con un tenedor, para que no queden trozos de carne muy grandea. Se agrega el vasito de vino blanco y el orégano y se rectifica de sal (hay que tener en cuenta que el jamón serrano aporta sal al plato).

Se deja que vaya reduciendo el vino. Se añade la salsa de tomate casera (receta de este blog, pincha aquí) y se mezcla bien el conjunto.

Se hierve la pasta, siguiendo las instrucciones del fabricante, y según el gusto personal. Se escurre y se emplata, colocando en el centro una buena porción de salsa boloñesa. Se acompaña de queso parmesano rallado y se disfruta...




viernes, 3 de agosto de 2012

Tomates Rellenos Con Tabouleh



El tabuleh o taboulé es una aromática ensalada libanesa elaborada con cuscús. El cous-cous o antiguamente "alcuzcuz" es un plato tradicional de Marruecos hecho a base de sémola de trigo.

En árabe significa la comida, ya que se le considera el plato principal de muchos pueblos norteafricanos, pues allí lo cocinan diariamente.

Se suele cocinar en una cazuela llamada "cuscusera" que dispone de un colador para que la sémola se impregne de todos los vapores de los alimentos que se cocinan en su parte inferior.



  • 6 tomates rojos y firmes
  • 250 g de cuscús
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 calabacín
  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento verde
  • 2 o 3 cucharadas de menta fresca
  • el zumo de 1/2 limón
  • 12 cucharadas de aceite de oliva
  • sal

Se corta la parte superior de los tomates y se vacían con una cucharilla, reservando la pulpa. Se colocan boca abajo sobre un plato para que escurran el exceso de líquido.

Se pone a hervir 250 mL de agua con un poco de sal y aceite. Cuando hierva, se retira del fuego y se añade sobre el cuscús en un recipiente amplio. Se deja durante 5 minutos que absorba el agua.

Se pone en una ensaladera la pulpa de los tomates bien troceada, junto con el resto de las verduras (pimiento verde, calabacín, cebolla y zanahoria) todo ello muy troceado. Se incorpora la menta muy picada, se rectifica de sal y se añade el zumo de limón y el aceite, removiendo todo el conjunto.

Se rellenan los tomates vaciados con el tabuleh y se deja enfriar hasta degustarlo. Se adorna con hojas de menta.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...