Páginas vistas en total

lunes, 29 de octubre de 2012

Vasitos De Crema De Chocolate Blanco Con Gelatina De Frambuesas



El otro día en mi frutería tenían frambuesas, y como nos encantan en casa, decidí llevarlas para comerlas simplemente con nata montada.

Trasteando por la red me encontré con esta receta de cocino y disfruto que me pareció sencilla y vistosa. El resultado no puede ser más sugerente...


Para cuatro vasitos:

  • 150 mL de nata para montar
  • 100 g de chocolate blanco
  • 150 g de queso crema tipo Philadelphia
  • 3 hojas de gelatina neutra
  • 1 tarrina de frambuesas
  • Cobertura: gelatina sabor a frambuesa, agua y frambuesas

Se hidratan las hojas de gelatina neutra poniéndolas en remojo en agua fría. Mientras, se pone a calentar al baño María o en un recipiente adecuado para el microondas el chocolate blanco junto con la nata líquida especial para montar.

Cuando esté fundido se mezcla bien, se escurre la gelatina y se añade ésta a la mezcla caliente del chocolate y la nata, removiendo hasta su completa disolución.

Como podéis ver la receta no contiene azúcar, pero los muy "dulceros" pueden añadirle una o dos cucharadas de azúcar al gusto. 

Se deja enfriar a temperatura ambiente. Cuando esté templado, se incorpora el queso crema y se bate con unas varillas o con batidora. Se llenan los vasitos con dos dedos de mezcla, se agregan unas tres o cuatro frambuesas y se cubren con más crema.



Se meten en la nevera hasta que la crema cuaje (unas dos o tres horas). Se prepara la cobertura de gelatina de frambuesa pasadas unas 2 horas. Para ello, se pone a hervir en un cazo 1/4 L de agua. Cuando hierva se añade un sobre de gelatina en polvo con sabor a frambuesa (los tienen en Mercadona) y se remueve bien hasta que se disuelva por completo.

Se añade otro cuarto litro de agua fría y se remueve constantemente. Se deja entibiar y se vierte encima  de la crema de los vasitos, añadiendo también unas pocas frambuesas de adorno.

Se deja reposar unas tres horas más en la nevera. Se sirve en los propios vasitos.





Como me sobró gelatina de frambuesa hice unos vasitos sin crema dechocolate, simplemente con gelatina y frambuesas: a los niños les encantan!!


domingo, 28 de octubre de 2012

Tarta Cremosa De Plátano Y Chocolate (Flognarde)


El plátano es una de las frutas más populares y consumidas en el mundo y el cultivo más importante de las Islas Canarias. Es un excelente contenedor de hidratos de carbono, vitaminas y minerales.

Procede de la India o Malasia, desde allí viajó a Madagascar en el siglo V y se extendió por el Mediterráneo en el siglo VII. A Canarias llegó, procedente de Guinea Ecuatorial y a través de expedicionarios portugueses, en el siglo XV. 

Mi hijo Nacho me llevaba pidiendo una tarta de su fruta favorita desde hace semanas y, gracias a gastronomía & cía encontré una receta de la flognarde, una sencillísima tarta francesa de Limoges realizada con frutas que suelten poca agua para obtener un resultado óptimo.


  • 4 huevos
  • 125 g de azúcar
  • 80 g de harina
  • 60 g de mantequilla
  • 250 mL de leche
  • 20 g de cacao puro en polvo
  • 1 pizca de sal
  • esencia de vainilla o vainilla molida
  • 4 plátanos
  • 2 cucharadas de almendras laminadas o picadas
  • azúcar glas para espolvorear

En un cuenco grande se baten los huevos con el azúcar y se van incorporando, poco a poco, la harina, el cacao, la leche, la mitad de la mantequilla fundida, la vainilla y la pizca de sal.

Se bate hasta obtener una crema fina y se deja reposar en la nevera unos 20-30 minutos. Se precalienta el horno a 180ºC y mientras se van pelando los plátanos y cortándolos en rodajas.

Se van colocando en un molde redondo untado con mantequilla en espiral, todas las rodajas juntitas. Se vierte la crema de la flognarde encima de los plátanos y se pone por encima el resto de la mantequilla troceada y las láminas de almendra.

Se hornea unos 30 minutos o hasta que al pinchar con una aguja salga seca. se deja enfriar y se sirve espolvoreada con azúcar glas o con un poco de helado de vainilla.



Vista general de la tarta:


domingo, 14 de octubre de 2012

Tarta De Cebolla Con Bacon


La cebolleta, cebolla verde, cebolla de invierno o cebolla inglesa es una hortaliza de la misma familia que la cebolla (género Allium), pero con características diferentes.

No produce un verdadero bulbo, sino un engrosamiento del conjunto de hojas de su base, es decir, desarrolla unos brotes o ramificaciones.

Todas las cebollas tienen en común la presencia de aceites esenciales muy volátiles y picantes con gran cantidad de azufre (de ahí su aroma especial y el hecho de que provoquen lagrimeo al pelarlas).

La cebolleta es casi más parecida al puerro o al calÇot. Se suele incluir en ensaladas y en crudo por su sabor más dulce, suave y menos "picante".

Yo las utilizo muchísimo, pues me encanta su sabor suave. Esta receta incluye varios tipos de cebolla. Me entusiasma el delicioso olor de la cebolla frita, que anticipa un riquísimo plato...


Para ocho personas:


  • un paquete de masa brisa o masa quebrada
  • 4 huevos
  • 1 bote de leche evaporada Ideal
  • 2 puerros
  • 1 cebolleta grande
  • 2 cebollas
  • aceite de oliva Virgen extra
  • 150 g de bacon 
  • sal 
  • nuez moscada o pimienta
  • queso emmental rallado

Se estira la masa brisa y se dispone en un molde redondo de unos 22 cm. se pincha con un tenedor, se cubre con papel de horno o con papel de plata, se colocan encima unos garbanzos y se introduce en el horno a 180º C durante 10 minutos.

Mientras tanto se pelan las cebollas y se pican los puerros en juliana. Se corta la cebolla y la cebolleta en  aros, que se vuelven a cortar por la mitad.

Se cubre el fondo de una sartén con aceite de oliva y se pochan las cebollas hasta que estén transparentes sin quemarse. Se rehoga un poco el bacon en tiras en la sartén también.

Se baten los cuatro huevos con la leche Ideal y se añade nuez moscada y sal. Se saca la masa en blanco del horno, se retira el papel y se agrega la cebolla escurrida de aceite al máximo.

Se reparte la cebolla por la masa y se vierte por encima la mezcla de huevos y leche. Se añade por encima el bacon y se espolvorea con queso rallado emmental.

Se mete en el horno y se hornea a 180ºC durante una media hora o hasta que al pinchar con una aguja salga seca.




sábado, 13 de octubre de 2012

Pastel De Lombarda, Coliflor Y Romanescu



El romanescu es un híbrido de brécol y coliflor que aparece ya documentado en documentos italianos del siglo XVI.

Es una preciosa hortaliza con forma de fractal rica en vitaminas, fibra y carotenoides. Como todas las madres, tengo problemas para darles a mis hijos verduras, así que tengo que "camuflarlas" en formas de purés o pasteles para que así se las coman sin enterarse. 

El resultado es espectacular, aunque apareció un nuevo problema: ¿existe la comida azul o es del país de  los pitufos?.


Para 8-10 personas:

  • 12 huevos
  • 200 mL de leche (yo lo sustituí por 200 mL de nata líquida para cocinar)
  • 1 cuarto de lombarda
  • 1 romanescu pequeño
  • 1/2 coliflor pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta
  • mayonesa para acompañar


Se limpian y lavan la coliflor, la lombarda y el romanescu. Se trocean y se cuecen por separado en agua salada: 25 minutos la lombarda y 15 minutos la coliflor y el romanescu.

Se va precalentando el horno a 180ºC. Se pelan y pican los ajos y se doran en tres cucharadas de aceite. Se escurren las verduras cocidas y se distribuye el refrito de ajo entre ellas. Se trituran por separado.

Se baten los huevos con la leche o con la nata, se salpimenta y se reparte entre las tres preparaciones. se unta un molde rectangular con aceite.

Se coloca en primer lugar la preparación de lombarda. Se hornea al baño María durante 10 minutos. Se saca del horno y se cubre con la preparación de romanescu. Se cuaja otros 10 minutos más.

Se añade, por último, la de coliflor y se cuece durante unos 45 minutos. Se deja enfriar el pastel, se desmolda y se decora con restos de las verduras cocidas o con langostinos cocidos. Se acompaña con una salsa mahonesa.



viernes, 12 de octubre de 2012

Besugo Al Horno Con Patatas Y Cebollas



El besugo es un pez muy extendido en el litoral atlántico y en la zona occidental del mar Mediterráneo, que se distingue del resto de sus familiares por una mancha difusa negra situada en el nacimiento de la línea lateral.

Vive a una profundidad considerable (hasta 800 m en el Atlántico y 400 m en el Mediterráneo) en fondos rocosos de arena y fango.

jueves, 11 de octubre de 2012

Tacos De Ternera Con Salsa De Setas



Aunque sean características del otoño, lo cierto es que gracias a las conservas y a los ultracongelados, podemos comerlas todo el año y a unos precios bastante curiosos.

Si tenéis la gran suerte de poder comerlas frescas, no necesitan más que la incorporación a una sartén con un poco de aceite y rehogarlas hasta que se evapore el agua de vegetación que sueltan.


Para cuatro personas:

  • 500 g de carne de ternera o vaca cortados en tacos
  • 350 g de setas de temporada
  • 200 mL de nata líquida
  • perejil
  • aceite de oliva
  • sal y pimienta

Se limpian las setas, retirando la parte terrosa y se lavan, rápidamente en agua fría, sin dejarlas en remojo. Se cortan las más grandes en láminas y el resto en trozos. Las más pequeñas se pueden dejar enteras.

Se añade aceite a una sartén, se incorporan las setas y se rehogan unos 4 minutos, mezclándolas a menudo, hasta que se evapore el agua que irán soltando.

Se salpimentan y se espolvorean con perejil picado. Se retiran las setas y se añade a la sartén un poco más de aceite (si es necesario). Se doran los tacos de carne por todos los lados en el aceite muy caliente. se retiran y se salmipentan.

En la misma sartén se añade la nata, se sube el fuego y se deja que espese unos instantes junto con las setas que habremos incorporado. Se cuecen juntas unos 2 minutos y se sirve enseguida con los tacos de carne.

Si se quiere se pueden añadir los trozos de carne a la salsa de nata y setas y se deja que cueza todo los dos últimos minutos.


miércoles, 10 de octubre de 2012

Cogollos De Lechuga Con Granada Y Naranja


La granada se cultiva desde hace unos 5000 años. Los egipcios ya la conocían, pues aparece en bajorrelieves que muestran su cultivo y con ella preparaban un vino dulce. En los jardines colgantes de Babilonia se plantaba también.

Hipócrates recomendaba su jugo como revitalizante y contra la fiebre. Los romanos lo conocían a través de los fenicios (el nombre en latín significa "con granos de fenicia").

Aunque el árbol de la granada Punica granatum es originario de Asia, fueron los bereberes quienes lo introdujeron en Europa en el siglo X. De hecho la ciudad de Granada recibe su nombre por el fruto.

Presenta multitud de propiedades beneficiosas: es una superfruta antioxidante, cargadita de vitaminas y minerales.



Para cuatro personas:

  • 4 cogollos de lechuga
  • 1 granada
  • 1 o 2 naranjas
  • 2 cucharadas de alcaparras
  • 6 cucharadas de aceite de oliva Virgen Extra
  • 2 cucharadas de vinagre de Jerez
  • cebollino picado (yo lo he sustituido por perejil)
  • sal

Se retiran las hojas más externas de los cogollos y se disponen en un plato grande o en una ensaladera. Se separan el resto y se pican en juliana.

Se desgrana la granada. Se pelan las naranjas y se sacan los gajos, cortándolos en trozos no muy grandes. Se coloca la lechuga picada junto con la naranja, las alcaparras y los granos de granada encima de las hojas más grandes de lechuga.

Se mezcla en un cuenco el vinagre (yo puse uno de mango muy rico que tenía en ese momento, pero vale cualquiera que tengáis en casa). Se sala, se incorpora el cebollino y se va agregando el aceite poco a poco, batiendo para que emulsione la salsa vinagreta.

Se sirve la ensalada con la vinagreta aparte para que cada uno se ponga lo que quiera.


martes, 9 de octubre de 2012

Lengua De Ternera Con Vinagreta Historiada



El tomillo es una planta aromática muy utilizada como especia en la cuenca mediterránea. Se utiliza para condimentar carnes, aves, sopas y guisos. Le confiere a los platos un sabor muy particular a campo y un aroma exquisito.

La lengua es una pieza de la vaca o de la ternera muy apreciada por su textura prieta y su sabor suave. No todo el mundo reconoce el valor gastronómico de esta carne. A mi me encanta y me recuerda a mi infancia, pues mi madre Concha la preparaba estofada, rebozada o a la elaborada manera denominada "lengua escarlata", una preparación en adobo de sal de nitro que hacía colorearse a la carne de un color rojo intenso (de ahí su poético nombre) y que se acompañaba con huevo hilado.

En mi casa no le gusta a nadie más que a mi. No obstante, de vez en cuando le encargo a mi madre que me traiga de su carnicero segoviano una lengua y la preparo para mi sola. Me entusiasma de esta manera: un riquísimo fiambre acompañado de una vinagreta que me dura varios días y me proporciona proteínas de alto valor biológico.



Para 6 u 8 personas:

  • una lengua de vaca o de ternera como de 1 kg o kilo y cuarto
  • una cebolla
  • dos puerros
  • dos zanahorias grandes
  • un ramillete de perejil
  • una rama de apio
  • tomillo
  • una hoja de laurel
  • un diente de ajo
  • unas bolas de pimienta
  • agua
  • sal
Para la salsa vinagreta:

  • un tomate
  • un pimiento verde
  • un pimiento rojo
  • cebolleta un huevo duro
  • aceite de oliva Virgen Extra
  • vinagre de Jerez
  • sal

Se pone agua abundante en una cacerola y cuando rompe el hervor se sumerge la lengua. Se deja cocer a borbotones durante 10 minutos. Se saca la lengua, se tira el agua y se rellena de nuevo la olla con agua fría.

Se añade a la olla la cebolla en cascos y las verduras troceadas: las zanahorias, los puerros, el apio. Se incorpora el diente de ajo, la hoja de laurel, el perejil, el tomillo, las bolas de pimienta y el tomillo. Se echa sal. Se pone la lengua y se deja cocer durante unas 2,5 horas a 3, si se hace en cacerola o bien 1 h u hora y cuarto si se hace en la olla a presión. 

Se saca de la olla y se pela la lengua, quitándole la piel gruesa que tiene. Hay quien prefiere hacer esta operación tras el primer hervor.

Una vez cocida la lengua se trincha en lonchas abiesadas. Se colocan en el plato o fuente donde se vaya a servir, caliente o fría, según se prefiera.

Se prepara una salsa vinagreta con el tomate, los pimientos y la cebolleta muy picados. se incorpora el huevo duro, también picado y se agregan seis cucharadas de aceite de oliva y dos de vinagre, junto con la sal. Se remueve todo y se sirve.


domingo, 7 de octubre de 2012

Sepia Guisada Con Patatas



Hace ya varios años, los devotos del tomate descubrimos una nueva variedad llamada cherry (cereza) que daba mucho juego a la hora de aportar color y "sabor" a nuestros platos.


sábado, 6 de octubre de 2012

Tortilla De Patatas Y Calabacín Rellena Con Queso



La tortilla de patatas o tortilla española es una fritada de huevo batido y patatas. Hay documentos de 1519 en los que aparece la tortilla de huevos, que era conocida tanto en Europa como en América (en cartas de Hernán Cortés se hace referencia a este alimento).

El primer documento en el que se cita la tortilla de patatas es uno navarro de 1817. La leyenda cuenta que fue el general Zumalacárregui, quien en el Sitio de Bilbao, ofreció este plato sencillo y nutritivo para alimentar a las tropas del ejército carlista.

viernes, 5 de octubre de 2012

Magdalenas De Limón, Jengibre Y Canela



Las deliciosas magdalenas son unos pequeños bizcochos tradicionales procedentes de la región francesa de Lorena.

Se elaboran con huevos, azúcar, mantequilla, harina de trigo, levadura y aroma de limón. Inicialmente la forma (que se mantiene en Francia) era de conchas, que se cocían al horno en unos moldes con huecos en forma ovalada de concha. Hoy se hacen en moldes de papel rizado. 

Son muy famosas la magdalenas de Proust, a las que alude en su novela "En busca del tiempo perdido". La variedad a la que se refería y que le evocaba su infancia es la de Commercy.

Reciben su nombre por una criada de Commercy llamada Madeleine Paulmier, que en 1755 elaboró los primeros bizcochitos para el rey de Polonia, que tenía un palacio en la localidad.

En España están muy extendidas por toda nuestra geografía. Hay otra fuente que asigna el nacimiento de la magdalena a una joven con este nombre que servía a los peregrinos que iban a Santiago de Compostela unos pastelitos con forma de concha, símbolo del Camino.

Francesas o españolas, su popularidad es innegable. Su presencia en los desayunos españoles es un clásico y a mi, como a Proust, me transportan a la infancia.



Para unas 16 unidades:
  • 180 g de mantequilla
  • 180 g de azúcar (un vaso de vino colmado)
  • 3 huevos
  • 180 g de harina (dos vasos de vino colmados)
  • 1/2 cucharada de levadura en polvo tipo Royal
  • un pellizco de sal
  • una cucharadita de canela molida
  • una cucharadita de jengibre
  • ralladura de limón

Se ablanda la mantequilla a temperatura ambiente y se mezcla con el azúcar hasta obtener una textura cremosa. Se añaden los huevos uno a uno. (En la receta original francesa se añaden las yemas y las claras se montan a punto de nieve, agregándolas después).

Se mezcla la harina con la levadura, la sal, la canela, el jengibre y la ralladura de limón. Se añade a la masa de mantequilla y huevos y se mezcla todo bien.

Se hornean durante unos 20 minutos a 180ºC y se sirven espolvoreadas de azúcar glas. Se puede añadir a la masa vainilla o pimienta de Jamaica.



miércoles, 3 de octubre de 2012

Mejillones Al Vapor Con Salsa Vinagreta


Los mejillones (mitílidos) son, probablemente, los moluscos bivalvos más consumidos en el mundo.

La preparación más sencilla consiste en la cocción al vapor en la que las valvas se abren por el calor (los que no se abren desechadlos, pues estaban muertos antes de ser cocinados y pueden ser tóxicos).

En España son muy populares en muy diversas preparaciones: al vapor con limón, escabechados de lata, en forma de "tigres" con bechamel y rebozados, con salsa picante... Los más apreciados son los gallegos que se acompañan con un delicioso vino de Ribeiro o de Albariño.

Ay! Qué nostalgia y qué morriña me entra... quiero regresar pronto a Vigo (en cuya ría se ven las bateas repletas de mejillones) para abrazar a mis "galegos" y compartir mesa.


  • 1 Kg de mejillones
  • 1 cebolleta
  • 1 pimiento verde
  • 1 tomate
  • 1 pimiento rojo
  • aceite de oliva Virgen Extra
  • vinagre de vino
  • sal
  • 1 hoja de laurel

Se pone en una cazuela un vaso de agua y la hoja de laurel y se lleva a ebullición. Se agregan los mejillones limpios (gracias a mi pinche Luis que siempre me limpia los mejillones) y se deja que se abran durante unos dos minutos, aproximadamente.

Se prepara en un bol la salsa vinagreta, poniendo los pimientos picados, la cebolleta y el tomate partidos en daditos. Se sala y se añade por una cucharada de vinagre tres de aceite.

Se retira una de las conchas de cada mejillón y se  disponen en un plato o fuente, añadiendo la salsa vinagreta por encima.


martes, 2 de octubre de 2012

Manzanas Asadas Con Crema Inglesa



La crema inglesa (crème anglaise en francés o custard en inglés) es una salsa dulce utilizada en la repostería inglesa. En Italia también preparan una crema similar llamada zabaglione.

Se prepara como unas natillas, con huevos, leche y azúcar y se aromatiza con vainilla pura. Por este elemento aromatizante se observan esas "manchitas" oscuras que son los granos de vainilla molida.

La receta de la crema inglesa es la receta familiar hecha por mi tía Carmina desde hace años y que utilizamos siempre para acompañar los pasteles y coulant de chocolate.


Para cuatro personas:

  • 6 manzanas reinetas (pongo dos manzanas más por si alguien repite)
  • 2 cucharadas de nueces picadas
  • 6 cucharaditas de azúcar morena
  • 6 cucharaditas de vino dulce (yo las hice con Pedro Ximénez)
  • 150 g de chocolate fondant

Para la crema inglesa:

  • 4 yemas de huevo
  • 1 taza de azúcar
  • 250 mL de leche (un vaso) + 750 ml de leche más
  • 40 g de harina de trigo (una cucharada sopera)
  • una corteza de limón
  • vainilla pura molida o en vaina para rascar
Se lavan las manzanas y se retiran los corazones con el utensilio especial (es como un cilindro con mango con la punta con aristas, yo lo compré en Ikea). Se colocan en una fuente y se añade en el hueco una cucharadita de azúcar y otra de vino dulce. Se asan a 180º C durante una media hora o 40 minutos.

Mientras tanto vamos preparando la crema inglesa. En un recipiente se baten las yemas con el azúcar hasta que estén blancas y espumosas. Añadimos la vainilla y la harina de trigo.

En un cazo al fuego se hierven los 3 vasos de leche restantes con una corteza de limón. Poco a poco se va añadiendo el vaso de leche sin parar de remover con cuchara de palo a las yemas con el azúcar. En  el cazo a la lumbre de la leche hervida se pone un colador y se pasa por él la crema líquida.

A fuego no muy alto se va batiendo continuamente con varillas hasta que espese (en el momento en que empieza a hervir, espesa). Debe adquirir la consistencia de unas natillas claritas.

Se trocea el chocolate y se pone a derretir, ya sea al baño María o, con cuidado en el microondas respetando el tiempo. 

Se pone en un plato de postre cada manzana, añadiendo por encima la crema inglesa y también rodeándola de crema. Se espolvorea con unas nueces picadas y se decora con unos hilos de chocolate fundido.




lunes, 1 de octubre de 2012

Revuelto De Espárragos Trigueros Y Jamón



El jamón serrano es el producto obtenido mediante el secado al aire tras la salazón de las patas traseras o "jamones" del cerdo. Si el proceso se realiza con las patas delanteras del cerdo, entonces se llaman paletas o paletillas.

Para cocinar utilizamos el procedente del cerdo de raza blanca, pero se denomina jamón ibérico si además se ha alimentado con bellotas durante el engorde.

El jamón es un alimento muy sano y digestivo. Sus proteínas son de alta calidad, presenta ácidos grasos insaturados (como el aceite de oliva) y es rico en vitaminas B1, B6 y en minerales como el potasio, hierro, zinc...

En España tenemos exquisitos jamones, entre los que destacan los de las Denominaciones de Origen de Trévelez (Granada), de Teruel y la D. O de Huelva con el famosísimo Jamón de Jabugo o pata negra.


Para cuatro personas:
  • 8 huevos
  • 1 manojo de espárragos verdes
  • 200 g de jamón curado cortado en daditos
  • 1 rama de perejil
  • 2 cucharadas de aceite de oliva Virgen Extra
  • sal y pimienta

Se retira el extremo fibroso de los espárragos, se lavan, se secan y se parten en trozos, dejando las yemas enteras.

Se calienta el aceite en una sartén y se añaden los espárragos. Se saltean durante 5 minutos. Mientras tanto se baten los huevos en un bol y se salpimentan ligeramente, pues el jamón aporta sal. Se agrega el perejil lavado y picado.

Cuando los espárragos estén salteados se añade el jamón, se revuelve con una cuchara de madera y se incorporan los huevos batidos, sin parar de remover hasta que comiencen a cuajarse.

Se retira del fuego, se reparte en cazuelitas individuales y se sirve bien caliente. Yo lo he acompañado de lascas de queso curado.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...