Páginas vistas en total

viernes, 31 de enero de 2014

Casa Marco


Para celebrar mi cumpleaños (¿46 años no es nada, verdad?) hemos ido a cenar al emblemático madrileño Casa Marco en la calle Emilio Carrere, 9. Ahí me tenéis, junto al Coliseo romano que adorna su salón del fondo.

Es un restaurante chiquito, sucursal de la casa madre sita en la calle Gaztambide. Hacía tiempo que tenía ganas de ir, pues me habían hablado muy bien y mi hermana Meli me decía que los más ricos spaguetti que había comido, con trufa rallada al instante, eran de allí.


Con una botella de Montepulciano como acompañamiento comenzamos la sinfonía italiana...

Para empezar pedimos una mozarella di búfalla enrollada en forma de trenza.

Marco nos comentó que la trae de una cooperativa italiana de la que es dueño el futbolista italiano que estuvo en el Real Madrid, Cannavaro. Todos los martes le llega la mozarella a España para sus restaurantes. El propio Cannavaro iba a sus restaurantes a degustarla cuando vivía en España.







Esta es la deliciosa trenza de Mozarella de búfalla. No os creáis que Búfalla es un pueblo italiano, como cuentan los rumores que pensaba nuestro querido Ferrán Adriá... Se trata del bóvido, con cuya leche se elabora el queso tradicional.



Como fuimos con los chicos, ellos se decantaron por la pizza. Nacho eligió una pizza bianca (sin tomate) de mozarella, tomates cherry, champiñones y jamón y Álvaro pidió una Napolitana con ajo, anchoas, mozarella , aceitunas negras y tomate.

Nosotros pedimos para compartir la Casa Marco, especialidad de la casa elaborada con boletus edulis y aceite de trufa: exquisita!!.




La masa era fina y suave, muy rica y los ingredientes adecuados.




Para compartir y probar más platos de la carta, Luis y yo pedimos los spaguetti Vongole, los clásicos spaguetti con almejas, vino blanco, ajo y perejil. Como comentamos que íbamos a compartir, tuvieron la deferencia de traérnoslos en dos platos individuales.




Para acabar con un broche de oro nos lanzamos al dulce! Los postres escogidos fueron la Panna cotta con frutos silvestres y los dos Tartufo, el bianco y el nero (de vainilla y chocolate negro).

Tartufo nero

Panna cotta con frutos rojos

Tartufo bianco

Como no había mucha gente cenamos muy a gusto, con poco ruido pese a la cantidad de comentarios en internet sobre lo ruidoso del restaurante, pues las mesas están muy próximas. 

Como habíamos reservado a través del el tenedor pudimos beneficiarnos de un 30% de descuento en la carta, que lo hace más llevadero, pues si no resulta un poco caro. De todas formas, creo que repetiremos...



4 comentarios:

  1. Felicidades por tu cumpleaños y los platillos deliciosos!!!.Se te ve muy guapa.Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Doris, qué amable eres!!! Lo pasamos muy bien!
      Un besazo

      Eliminar
  2. Todo absolutamente delicioso, espero que lo pasaras realmente bien.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Pilar! Estuvo fantástico... (ahora se sale tan poco, que se agradece y se aprovechan estas ocasiones)
      Un besote

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...