Páginas vistas en total

lunes, 2 de diciembre de 2013

Bizcocho De Leche Condensada



No puedo remediarlo. Cuando estoy corrigiendo los exámenes de mis alumnos necesito urgentemente algo dulce. Debe ser la necesidad de azúcar para estar atenta y concentrada. Se ha convertido en un rito: elijo el bizcocho o pastel, lo preparo y mientras se hornea, el aroma me hace ir fantaseando con su delicioso sabor.

Así la corrección se hace menos tediosa y me predispongo a estar de buen humor. Cada uno tiene sus estrategias para sobrellevar lo que no le agrada... jajaja.



Este bizcocho circula por la red desde hace mucho tiempo. Tenía en mente hacerlo, pero nunca encontraba el momento. He revisado unas cuantas recetas que lo preparan y, al final, he elegido la de Velocidad cuchara, aunque yo no tengo thermomix.

He rectificado algunas cosillas: la cantidad de leche condensada es una lata (370 g) y no 400 g como pone en muchas recetas. Hay que jorobarse si hay que abrir una lata nueva para sólo 30 g de nada, eh?. Yo, a cambio, he agregado 4 cucharadas de leche. 

El bizcocho queda muy esponjoso, pero, a mi gusto, le falta un poco de dulzor. Yo le añadiría una pizca de azúcar - es que yo soy muy dulcera-. El tiempo de horno yo tuve que ampliarlo a 45 minutos, pues no estaba cocido con los 30 minutos que pone en la receta original. Eso es comprensible, cada horno es un mundo y vosotros conocéis vuestro horno mejor que nadie.

Ya sabéis lo que no falla nunca: pinchar con una aguja o con la punta de un cuchillo y comprobar si sale seca. Eso será un indicio de que el bizcocho ya está hecho.

Animaos, está muy rico y es muy sencillo de hacer.





Para 8-12 personas:

  • 1 lata de leche condensada (370 g)
  • 4 huevos
  • 120 g de harina
  • 4 cucharadas de leche
  • 1 sobre de levadura
  • 50 g de mantequilla reblandecida + un poco más para engrasar el molde
  • azúcar glas para espolvorear

Se vierte la lata de leche condensada en un bol grande y se añaden los huevos, uno a uno, mientras se bate con la batidora eléctrica. Se pone a precalentar el horno, con calor arriba y abajo, a 180ºC.

Se agrega la mantequilla derretida o muy blandita y las cuatro cucharadas de leche. Se sigue batiendo enérgicamente con la batidora.

Se incorporan los ingredientes secos, la harina -si se desea tamizada quedará más esponjoso- junto con la levadura y se bate hasta que quede una masa homogénea.

Se unta un molde rectangular con mantequilla y se vierte la mezcla. Se pone en el horno y se deja que horneé por espacio de 30 minutos.

Yo lo tuve en total 45 minutos y a los 15 minutos tuve que ponerle un papel de aluminio por encima para que no se quemara, pues se doraba mucho la superficie.

Se disfruta acompañándolo con un café con leche o con un chocolate. Yo no pude tomar un solo trozo...



2 comentarios:

  1. Me parece un bizcocho ideal para gastar la leche condensada que me queda por el frigorífico, se ve realmente deliciosa.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Ya verás lo esponjoso que sale!!Un beso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...