Páginas vistas en total

miércoles, 4 de febrero de 2015

Androlla Con Patatas Y Repollo



Cuando mi querida amiga Vicky Fernández Blanco, gallega de nacimiento, sevillana de corazón, barcelonesa eventual y madrileña de adopción, me dijo que me regalaba una androlla no pude por menos que decir: ¿una qué?

Ella enseguida, con su desparpajo habitual en ese acentazo galego, me respondió: claro, un botelo, como los leoneses. Perdonad mi ignorancia, yo conocía el "botillo" del Bierzo, pero no había oído hablar de la androlla.

La producción y el consumo de este embutido ancestral (su origen se remonta a la época romana) se reduce a una zona gallega oriental que abarca las partes más montañosas de las provincias de Lugo y Orense.


Está elaborada con costillas y pieles del despecie del cerdo junto con otras carnes magras saladas y adobadas con dos pimentones, dulce y picante, y ajo. En tiempo de Carnaval se suele consumir y hay localidades gallegas con su "Festa do antroido" o "Entroido" en la que se degustan embutidos típicos curados, lacón, cachelos y grelos.






Es un plato contundente, que requiere una cocción amplia y no muy fuerte para que no se abra la tripa del embutido. Con un simple acompañamiento de verdura y patatas ya estará lista. Al no encontrar grelos en mi barrio, decidí prepararla con repollo.

Es curioso que nos animemos a probar platos de países lejanos, por lo pintón que resulta (mucho postureo, que dirían mis hijos) pero no probemos platos tradicionales de la gastronomía española. Os recomiendo probar este plato, pues la androlla tiene un sabor ahumado a roble muy particular y un picantillo del pimentón y el ajo muy agradable. Eso si, acompañado de un vino o dos...

Mil gracias, mi querida Vicky,  por descubrirme las viandas de tu tierra!!! Muchos besos 


Para 2-3 personas:

    • 1 androlla (era grandecita)
    • 3 patatas o cachelos medianos
    • 1/2 repollo

     Se pone la androlla en una cazuela con agua, sin sal, y se deja que cueza a fuego no muy alto, para que no estalle la tripa del embutido, durante hora y media, aproximadamente.

    Se pelan las patatas y se lavan. Se lava el repollo y se corta en trozos. Se ponen las patatas y el repollo en una olla exprés con agua salada y un poco del agua de cocción de la androlla. Se pone a hervir y se cuenta desde que pita la válvula 20 minutos. (En olla tradicional unos 40-45 minutos)

    Se sirve todo muy caliente, escurrido del agua de cocción, y cortada la androlla en trozos.


    5 comentarios:

    1. Hola preciosa, hace unos días sin ir más lejos probe el botelo en casa de Nenalinda y fue todo un lujazo, ahora mis asignaturas pendientes son probar el botillo y la androlla, pero viendo ese platito, no tardare, la verdad es que apetecen con estos frios, besos
      Sofía

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. La verdad es que con estos fríos apetecen platos así de contundentes: viva la cocina tradicional!!!
        un besote, Sofía

        Eliminar
    2. Yo tampoco la conocia. Mi madre que es extremeña, para carnavales se suele hacer el buche. Que es parecido al botillo, es menos alargado más gordito. Y está hecho de tripa de cerdo y relleno de morro, costillas, oreja, carne magra, con pimentón y no me acuerdo de más. Y mi abuela lo preparaba con coles para contrarrestar la grasa que llevaba el buche.
      A mi me encanta, una vez al año se come de maravilla.
      Te ha quedado muy rico, y me recuerda al que yo conozco.
      Un beso

      ResponderEliminar
      Respuestas
      1. Es genial recordar platos tradicionales que nos transportan al pasado. mis padres son de La Granja y en mi casa los judiones son todo un rito familiar!!
        un beso, Mari Nuri

        Eliminar
    3. Que rico :). Este año no podremos disfrutar de la androlla de la zona del pueblo de la madre de mi marido, Viana do Bolo, pero seguro que nos traen un trocito. Gracias por esta receta tradicional.

      www.lasrecetasdemasero.com

      ResponderEliminar

    Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

    Te puede interesar...