Páginas vistas en total

lunes, 3 de junio de 2013

Lasaña De Ternera Y Setas


Ay, esa maravillosa pasta! En casa nos vuelve locos a todos y siempre que pregunto a mis chicos qué quieren que les prepare para comer me responden indistintamente: pasta!

Tengo que agradecer a mis catadores oficiales su cariño y ternura con todo lo que cocino. Jamás he oído un reproche de sus labios, pero mi hijo Nacho me dijo que estaba deseando comer unos simples canelones o lasaña. Que me olvidara de recetas nuevas e hiciera una pasta caserita y rica. Y así hice.


Para 4 personas:
  • 16 láminas de lasaña
  • 500 g de carne de ternera picada
  • una cebolleta
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 400 g de setas variadas (o una bolsa de setas congeladas)
  • 1 Kg de tomates maduros
  • un poco de aceite de oliva
  • 1 puerro
  • una cucharadita de azúcar
  • una cucharada de mantequilla
  • dos cucharadas de aceite
  • dos cucharadas de harina de trigo
  • 1/2 litro de leche entera
  • perejil
  • sal
  • queso rallado

Se pone un poco de aceite de oliva virgen sobre el fondo de una cazuela, se rehoga el puerro, lavado y picado y se añaden los tomates lavados, descorazonados y troceados. Se deja que se frían a fuego no muy alto.

Mientras tanto vamos picando la cebolleta y la pochamos en un poco de aceite en una sartén. Agregamos la carne picada, salamos e incorporamos el vino blanco. Dejamos que se haga la carne hasta que desaparezca el vino.

En otra sartén ponemos una pizca de aceite y rehogamos las setas troceadas. Si son congeladas, bastará con seguir las instrucciones del fabricante y dejarlas unos 8 minutos. Añadimos un poco de perejil picado y sal.

Cuando la salsa de tomate está hecha, se vierte sobre el pasapuré y se pasa hasta que quede una salsa fina. Se aliña con sal y azúcar al gusto, para rebajar la acidez del tomate.

Se ponen en remojo o a cocer en agua abundante salada las placas de lasaña. Se escurren y se colocan en cima de un trapo limpio y seco de algodón. Se pone encima otro trapo y se secan bien, presionando suavemente.

Se escoge una fuente de horno y se colocan cuatro placas de lasaña en el fondo. Se cubre con la mezcla de carne a la que habremos añadido unas cuantas cucharadas de salsa de tomate frito (con puerro). Se pone otra placa encima de la carne, se cubre con las setas, otra placa de lasaña, otra de carne y se acaba con la placa de lasaña.




Se prepara la bechamel. Para ello se pone en una cazuela dos cucharadas de aceite y la mantequilla. Cuando se haya derretido, se añaden las dos cucharadas soperas de harina y se remueve todo con una cuchara de palo, haciendo una bola y sin que se tueste. Se va añadiendo leche, poco a poco, y sin dejar de remover, ligando la salsa para que quede fina. Se sala (y se añade nuez moscada si se desea) y se deja la salsa no muy espesa.

Se vierte encima de las placas. Se espolvorea con queso rallado o en polvo y se gratina en horno fuerte unos minutos.


2 comentarios:

  1. Vaya pinta deliciosa que tiene esta lasaña, seguro que las setas le dan un toque muy original y riquísimo.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Ya sabes, Pilar, la pasta es un acierto seguro.

    Un besazo

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...