Páginas vistas en total

viernes, 6 de diciembre de 2013

Patatas A La Importancia Con Almejas



Estas patatas son un clásico de la cocina de mi madre, Concha. De niña me encantaba comerlas con un buen trozo de pan para mojar la salsa. Ahora que soy mayor sigo disfrutando de este delicioso plato, al que he querido darle aún "más importancia" con la adición de unas almejas.


Es fundamental prepararlas con un buen azafrán en lugar de con el insulso colorante. No sólo os aportará color, sino un aroma y sabor inconfundible. ¿Hay algo más rico que la sencilla patata?



Para 4 personas:

  • 4 patatas 
  • 250 g de almejas
  • 2 huevos 
  • harina 
  • aceite de oliva virgen
  • 1 cebolla o cebolleta hermosa
  • 1 diente de ajo
  • perejil a mogollón
  • agua
  • sal

Se pelan las patatas, se lavan, se secan y se cortan en rodajas de un dedo de grosor. Se pone aceite de oliva abundante cubriendo el fondo de una sartén y se lleva a calentar. Mientras tanto se ponen las almejas en un recipiente cubiertas de abundante agua salada, para que suelten la arena.






Se pasan las rodajas de patata, primero por harina y luego por huevo batido y se fríen en el aceite caliente. Se sacan cuando estén doradas y se ponen en una cazuela o en la olla express.

Se prepara el sofrito que será la base de la salsa. Para ello reservamos un poco del aceite de freír las patatas y rehogamos en él la cebolla muy picada y el diente de ajo, también muy picado (o majado, si preferís). Se incorpora el perejil picado y unas hebras de azafrán machacadas en el mortero.





Cuando la cebolla esté blandita se añaden 2 cucharadas de harina a la sartén y se remueve vigorosamente con la cuchara de palo, para que se tueste bien en el aceite con la cebolla. Se incorpora un vaso grande de agua y se mueve todo. Se agrega sobre las patatas reservadas en la olla. Se sala y se añade más agua (si fuera necesario) hasta que las patatas estén cubiertas.

Se cierra la olla express y se deja que se cocinen durante 15 minutos, desde que empieza a pitar la olla. Se abre la olla y se comprueba que las patatas estén hechas, pero sin deshacerse.




Cuando se vayan a servir se ponen a calentar, con cuidado y con fuego no muy intenso para que no se peguen, pues la harina hace que se agarren al fondo. En ese momento se añaden las almejas y se deja que se abran con el calor; serán unos 5 minutos.


2 comentarios:

  1. Que pinta, que ricas y parece fácil de hacer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Pili, si son sencillas de hacer. Un poco entretenido el proceso de freírlas previamente, pero el resultado final inmejorable...

      Un besazo, guapa

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...