Páginas vistas en total

lunes, 16 de junio de 2014

Hoja De Roble Con Tomate Relleno De Queso De Cabra



Es impresionante cómo en unos años hemos mejorado en cuanto a la distribución de vegetales, verduras y frutas. Cuando yo era niña, sólo existía la sempiterna lechuga romana y los clásicos tomates de huerta. Las ensaladas se reducían a la clásica mixta de lechuga y tomate, o si querías algo más contundente o sofisticado debías pedir una ensalada con atún, espárragos, huevo duro y aceitunas.

Hubo un tiempo en que nos castigaban con la insulsa lechuga "iceberg", aunque aún se sigue utilizando en comedores escolares, menús diarios o comidas de hospital.

Ahora podemos escoger entre multitud de variedades con colorido y sabor: batavia, lollo rosso, radichio, acelga roja, canónigos, espinacas frescas, hoja de roble, rúcola, berros...

A mi me gustan todas ellas, peo confieso mi predilección por esta tierna y sabrosa hoja de roble. Vamos a por una receta sanísima y estéticamente impecable!!


Para 4 personas:
  • 1 lechuga hoja de roble
  • 8 tomates de tamaño pequeño
  • 1 tarrina de queso para untar tipo Philadelphia
  • 1/2 rulo pequeño de queso de cabra
  • 2 lonchas de bacon (o pavo en fiambre para aligerar)
  • cebollino
  • pipas de girasol
  • sal y pimienta
  • aceite de oliva virgen extra
  • vinagre de Módena

Se pone agua a calentar. Mientras, se practica un corte en cruz en la parte superior de cada tomate y se añaden al agua cuando comience a hervir. En cuanto se recobra la ebullición se cuentan 5 minutos. Así conseguimos que se levante la piel para pelarlos mejor.

Se refrescan al grifo de agua fría y se pelan. Se reservan en la nevera.

Se lava y seca la lechuga, retirando las hojas enteras sin cortar. Se vacían los tomates con una cucharita y se les practica un pequeño corte en el "culete" para que se queden "de pie" en el plato.

En un bol se pone media tarrina de queso para untar (se puede escoger bajo en grasa) y se toma también medio rulo de queso de cabra, al que habremos retirado la corteza.

Se machaca con un tenedor el queso de cabra, a la vez que se remueve con el queso de untar. Se pica cebollino y se añade a la crema de queso.

Se pica muy fino el bacon y se introduce en el microondas, sin nada de grasa 1 minuto. Si no se dispone de microondas se pasa unos instantes por la sartén.

Se emplata la ensalada, poniendo un lecho de hojas de roble enteras. Se rellenan los tomates con la crema de queso y se disponen encima. Se espolvorea con las pipas y con el bacon crujiente. Se salan las hojas y se añade un hilo de aceite de oliva y otro de vinagre de Módena (o de su crema reducida que venden en los supermercados y queda muy digna). Se da un toque de pimienta sobre los tomates y se cubren con más cebollino picado. Se sirve inmediatamente.


4 comentarios:

  1. Hola Martuka!!!! Totalmente de acuerdo con tu entrada, somos afortunados de tener tantos tipos de frutas y verduras a nuestro alcance;))
    Este tipo de lechuga me encanta y queda genial en esta rica ensalada que nos presentas ;))
    Besosssss y feliz semana ;D

    ResponderEliminar
  2. Desde luego llevas toda la razón, eran impensables estas ensaladas que se han convertido en platos estupendos. Una delicia!!!

    ResponderEliminar
  3. Una receta de las que me gustan mucho. Te ha quedado muy rica y muy apetecible. Muy vistosa y preciosa presentación, lo tiene todo para mi. Me encanta para este tiempo estas recetas fresquitas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Gracias chicas. En casa gustó mucho!!
    Un besote

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...