Páginas vistas en total

miércoles, 13 de marzo de 2013

Empanada Gallega De Carne Criolla



Además de sus mariscos excelentes, si existe algún plato distintivo de Galicia, ese es, sin duda, la empanada gallega. Desde la época de los godos en el siglo VII se conoce la existencia de masas de pan estiradas utilizadas para el relleno con distintas fanfarrias.

Era un alimento ideal para las travesías o viajes pues, al estar tapado, evitaba el contacto del interior con el polvo de los caminos. Hay empanadas gallegas talladas en el Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago de Compostela (siglo XII).

La masa se hace con harina de trigo similar a la empleada para elaborar pan, manteca de cerdo y agua. El relleno suele ser un sofrito de cebolla y pimientos al que se añaden carnes, pescados (atún, bacalao, sardinas o xoubas, congrio...) o mariscos (berberechos, pulpo, zamburiñas...). Todas están exquisitas.



Para una empanada pequeña:

  • 1 paquete de masa de empanada La cocinera (en el frontal frío del supermercado)
  • 500 g de carne de vacuno, pasada dos veces por la picadora (o de res molida o pasada por cuchillo, como dicen los argentinos)
  •  1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 ajo muy picado
  • 1 cucharada de pimentón dulce (o picante, si preferís)
  • 1 cucharadita de cominos
  • 1 cucharadita de tomillo
  • aceite de oliva
  • sal
  • 100 g de aceitunas verdes sin hueso
  • 2 huevos (uno cocido y otro para pintar la masa)

Se pone en una sartén un fondo de aceite de oliva y se rehoga la cebolla y el pimiento verde picados unos minutos. Se agrega la carne y se remueve todo bien.

Se pone en el mortero el ajo picado, el pimentón, los cominos, el tomillo y la sal y se maja bien toda la mezcla. Se añade a la carne el majado del mortero y se le añade un poco de agua, para recoger todos los restos, que se vierten también en la sartén de la carne.

Se fríe todo a fuego no muy alto durante unos minutos. Mientras, se precalienta el horno a 200-220ºC y se estira la masa. Se pican las aceitunas y el huevo duro y se incorpora a la carne, casi al final de su cocción.

Yo puse un papel de horno y encima coloqué la masa estirada en forma rectangular. Se coloca la carne, que no esté muy caliente, encima de la masa:




Se dobla la masa, cubriendo todo el relleno, y se sella con ayuda de los dedos, apretando bien los bordes para que no escape la masa. Os podéis ayudar de un tenedor para sellar los bordes, presionando con las púas con cuidado.

Se pincha bien la masa con ayuda de un tenedor, para que luego en el horno, "respire". Se pinta con huevo batido y se introduce en el horno, durante unos 20 minutos, media hora o el tiempo que consideréis para que se dore la superficie de la masa sin quemarse.

Se sirve, caliente o fría, a gusto de los comensales. No quedan ni las migas.



Gracias a mi querida amiga Vivian por sus conocimientos "criollos" y todas sus sugerencias argentinas. 

2 comentarios:

  1. Hola !!!

    Nunca he probado esa masa de empanadas pero mi marido es el fan numero uno de cualquier empanada (como buen gallego)pero tiene un aspecto muy rico y el relleno es de primera.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Pilar!

    Mi suegra hace una masa de empanada espectacular, pero si no tienes mucho tiempo, la masa preparada te saca de un apuro.

    Un beso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...