Páginas vistas en total

miércoles, 27 de marzo de 2013

Pizza Con Queso De Cabra, Rúcola y Serrano


En estas fechas de vacaciones de Semana Santa tenemos a los chicos en casa y una buena idea para entretenerles un rato es meterlos en la cocina y hacerlos participar en la elaboración de algo que les guste. En mi casa "mueren" literalmente por la pizza y, aunque los mayores no la probemos por eso de la línea, esta vez cayeron cuatro pizzas individuales.

Si tenéis amasadora entiendo que siempre hagáis la masa, pero incluso como yo, que carezco de ella, disfruto metiendo las manos en la masa y luego degustando este manjar de la cocina mediterránea.

En otra entrada hablé de la historia de la pizza, si os interesa pinchad aquí.



Para cuatro personas:

  • 300 g de harina
  • 20 g de levadura fresca (en el frontal frío del súper -Mercadona la tiene- al lado de las mantequillas)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 5 tomates maduros o salsa de tomate frito casera
  • un rulo de queso de cabra
  • 150 g de jamón serrano 
  • 50 g de rúcola
  • sal
  • pimienta

Se pone a calentar en el microondas 150 mL de agua, pero sólo para templarla. Se trocea en el agua templada la levadura y se mueve con los dedos para que se deshaga.

Se pone en un bol grande la harina con una pizca de sal y cuatro cucharadas de aceite de oliva. Se amasa bien. Se cubre la preparación con un papel film y se deja que leve 45 minutos, hasta que doble su volumen. 

Masa después de levar
Si se tiene tomate frito casero preparado (pinchar aquí para ver aquí la receta) se puede utilizar. Si no se tiene, podemos aprovechar para hacer una tomatada mientras sube la masa. Para ello se lavan los tomates, se les hacen dos cortes en forma de cruz en la base y se escaldan en agua hirviendo. Se escurren, se pelan y se trocean.

Se pone a calentar el fondo de una sartén con aceite y se agregan los tomates, se salpimentan y se fríen unos 20 minutos (podéis añadir dos ajos picados y rehogados antes en el aceite si lo deseáis).

Se precalienta el horno a 200ºC. Se corta la masa en cuatro partes iguales y se estiran con el rodillo.

Se cubren con el tomate y el queso de cabra cortado en lonchas y se rocía con un chorrito de aceite.

Mis hijos querían pizza de mozzarella y beicon, así que cada uno puede elegir sus ingredientes favoritos.

Se hornean durante 15 minutos. Se decoran con el serrano troceado y la rúcola lavada y seca y se rocían con aceite de oliva.





2 comentarios:

  1. Una pizza realmente deliciosa para cualquier momento del día.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  2. Si, Pilar, si preguntas a los niños te dirán que es su plato favorito!! Y depende de lo que le añadas puede ser un buen representante de la dieta mediterránea.

    Feliz Jueves Santo!! Bss

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...