Páginas vistas en total

viernes, 25 de agosto de 2017

Albóndigas De Pavo Con Tomate Y Cuscús


En mi casa se comen albóndigas una vez por semana. O bien preparo las clásicas Albóndigas de ternera, o las hago de pescado como las Albóndigas de atún y langostinos o las de salmón.

Si las combinas con algún hidrato de carbono, como las patatas, el arroz o la pasta, ya tienes un plato único delicioso cargadito de nutrientes y que gusta a todos.

En este caso he elegido el pavo y lo he cocinado con salsa de tomate casera. El acompañamiento de cuscús es más novedoso, pero le da un punto informal y muy rico.

Sólo puedo decir una cosa: vivan las albóndigas!!!


Para 5 personas:
  • 1 pechuga de pavo picada (será como de 500-600 g)
  • 1 cebolla grande
  • 1 diente de ajo
  • 1 huevo
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • 3 cucharadas soperas de harina
  • aceite de oliva virgen extra
  • perejil fresco
  • 1/2 L de salsa de tomate casera
  • 1/2 copita de vino blanco
  • 250 g de cuscús
  • agua
  • sal y pimienta recién molida

Se pone en un bol el huevo batido, el diente de ajo machacado o picado, la carne de pavo, el pan rallado, perejil picado y se salpimenta.


Se remueve bien todo, para que se mezcle perfectamente y se hacen las albóndigas. Se pone en un plato la harina y se van haciendo bolitas de carne con la cuenca de las manos, como si modeláramos plastilina.


Se pone aceite de oliva a calentar en una sartén y se van friendo, por tandas, las albóndigas. Se ponen de un lado y luego y se les da la vuelta.


Se escurren bien y se colocan en una cazuela. Una vez fritas todas, se retira un poco de aceite de freír y en el resto se pocha la cebolla picada con un poco de perejil.



Se agrega una cucharadita de harina, se remueve para que se tueste y se añade el vino. Se deja que se cocine para que se evapore el alcohol.

Se incorpora la salsa de tomate y se mezcla bien con el sofrito:

Se vierte sobre la cazuela con las albóndigas y se tiene unos minutos al fuego para que se ligue bien.


Se prepara el cuscús poniendo a hervir 250 mL de agua con sal y una pizca de aceite. Una vez llegada a ebullición se retira del fuego y se añade la sémola o cuscús. Se remueve y se deja reposar 3 minutos.

Se sirve caliente, haciendo unos flanecitos de cuscús con una taza llena de cuscús que se vuelca sobre el plato y las albóndigas muy calientes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...