Páginas vistas en total

martes, 6 de julio de 2021

Fritos De Pixín O Bocaditos De Rape A La Romana

No hay pescado que más me guste que el rape. No tiene espinas, solo un hueso central como cartilaginoso y una cabeza enorme con la que elaborar una buena sopa de pescado o el fumet para guisos marineros.

En Asturias le llaman pixín a cualquier pez o pescado (es el diminutivo de pexe o pixu), pero como el rape se llama "pez sapo" o pejesapo, es el nombre con el que se conoce habitualmente en esta región española al rape.

Su carne es dura y apretada, con un intenso sabor marino. Se puede preparar de muchas formas, pero rebozado mantiene su jugosidad o tersura protegido por la crujiente capa de harina y huevo.

Realmente uno se podría comer así el rape de una tacada, como si fueran pipas. Está tan delicioso y sabroso que no me extraña que se le considere el "rey de mar". Hoy nos dimos un homenaje en casa al ver en una pescadería cercana que lo tenían a buen precio si llevabas la cola entera del pescado. Dicho y hecho: fritos de pixín para entrar en el delirio.


Para 5 personas:

  • 1 cola de rape de 1 Kg aproximadamente cortada en rodajas
  • 3 huevos medianos o 2 grandes
  • harina de trigo
  • sal
  • abundante aceite de oliva limpio para freír
  • mayonesa casera para acompañar
Limpiar bien el rape eliminando las telillas y el hueso central y cortarlo en trozos de bocado.


Se sazona añadiendo sal a los trozos. (En algunos restaurantes asturianos añaden un poco de limón al pescado para darle más textura y sabor).

Se baten los dos huevos como para tortilla. Se reservan. Se pone en una sartén abundante aceite de oliva virgen a calentar. 


Una vez sazonados los trozos de rape se pasan por harina, se sacude un poco el exceso y se bañan en el huevo batido. Se sumergen en el aceite caliente, aunque se baja un poco la temperatura para que se cocine bien por dentro del pescado y se forma la cubierta crujiente y dorada por fuera.



Se dejan los trozos un par de minutos y se les da la vuelta. Se fríen un poco más. Al sacarlos se ponen sobre papel absorbente para que absorba el exceso de grasa.


Se fríen en otra tanda los trozos restantes y se comen recién hechos, acompañados si se desea por salsa mayonesa o limón, aunque a mí el sabor del rape me gusta sin adulterar.



Acompañado por un vino blanco bien frío entras en el delirio...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...