Páginas vistas en total

lunes, 6 de septiembre de 2021

Albóndigas Con Salsa De Tomate (Polpette Al Sugo)

En casi todas las culturas existe un plato de carne molida hecha bolitas que se fríen u hornean y se acompañan con diferentes salsas o farsas. Nunca se ponen de moda porque siempre estuvieron ahí.

En España son las riquísimas y socorridas albóndigas, herencia de los árabes, las kibeh, kebabi o köfte de Oriente, Asia o África con aromáticas esencias, las de hígado de Bavaria, las suecas, las de patata o verduras e incluso las de diferentes pescados de la cocina china.

Digo socorridas porque es universal en ellas utilizar carnes o pescados menos afortunados o restos de comidas anteriores . Por eso es un alimento ancestral que pasa de generación en generación. 

A cada una nos gustan las de nuestras madres o abuelas y nos transportan a ese territorio confortable de la infancia.

En un reciente viaja a Roma probé las Polpette a la Amatriciana y al regresar a casa decidí hacer unas polpette con salsa de tomate para prolongar un poco más los recuerdos y sabores italianos.

Esta es mi versión itañola de las albóndigas. 

Para 4-5 personas:

  • 500 g de carne picada de ternera
  • 2 huevos
  • 2 dientes de ajo
  • 100 g de queso parmesano rallado
  • 1 rebanada de pan blanco empapada en leche
  • 500 mL de salsa de tomate frito
  • aceite para freír
  • albahaca o perejil o cebollino
Comenzamos en un bol grande batiendo los huevos como para tortilla. Se incorpora la rebanada de pan escurrida la leche, la carne, los dientes de ajo muy picados, el queso rallado y la sal y la pimienta.


Se mezcla muy bien todo. Se mojan las manos (limpias) con agua fría y se van formando bolitas de carne.


Se pone aceite de oliva en una sartén y se calienta. Cuando ya empiece a humear, se baja un poco el fuego y se van friendo, por tandas las albóndigas.


Se reservan en un recipiente o cacerola para añadir después la salsa.


Se añade a la cacerola la salsa de tomate casera. Se puede hacer añadiendo a un poco de aceite de oliva una cebolla grande hasta que se ablande. Se incorpora entonces 1 Kg de tomates maduros o bien una lata grande de tomates pera. Se deja freír durante una hora o 45 minutos. Se salpimenta y se incorpora 1 cucharada sopera de azúcar para restarle acidez.


Se dejan las albóndigas con la salsa y unas hojas de albahaca (yo no tenía en ese momento en casa y puse cebollino)  y se deja que se cocinen las polpette unos 15 minutos.


Se pueden servir acompañadas de la pasta larga que más os guste.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...