Páginas vistas en total

jueves, 28 de agosto de 2014

Parfait De Plátano Con Anís Estrellado


Con esta receta participo en el Reto de Agosto de Cocineros del Mundo de Google+ en el apartado dulce

El parfait es una denominación francesa (cómo no, los franceses siempre descubriendo nuevas preparaciones y a la vanguardia en lo que a gastronomía se refiere) que significa "perfecto" y alude a un postre helado, generalmente realizado con frutas.

En mi casa los plátanos se consumen en cantidades industriales. Es cierto que es la fruta más valorada por los niños, pues se pela y come fácilmente, sin mancharse las manos y tiene una textura suave y un sabor dulce muy agradable.

martes, 26 de agosto de 2014

Judiones De La Granja Genuinos



No sé por qué he tardado tanto tiempo en publicar esta entrada. Este plato está ligado a mi vida tanto que me afloran miles de recuerdos con solo contemplar los judiones o, simplemente, olerlos cuando se están cocinando.


lunes, 25 de agosto de 2014

Mejillones Empanados Con Mayonesa A La Mostaza



Esta delicia de plato es para mi una delicia turca. ¿Por qué digo eso? Si, los comimos en Estambul en un restaurante de cocina casera en el Bósforo. El otro día recordamos en casa ese día y he intentado reproducirlo de la mejor manera posible.

domingo, 24 de agosto de 2014

Spaguetti Con Pisto Y Jamón Serrano




Cómo apetecen las verduras en verano!! El cuerpo pide comidas más ligeras, pero también los hidratos que aportan las pastas y arroces son un clásico veraniego.

Para contentar a todos en casa he mezclado las hortalizas del pisto con los siempre deliciosos spaguetti y el puntito del jamón serrano para introducir proteínas. Así se consigue un primer plato (para mi es un plato único) sanito y nutritivo. El resultado: genial



Para 4 personas:

  • 300 g de spaguetti
  • 1 calabacín
  • 1 cebolla grande o 2 cebolletas
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 2 o 3 tomates blandos
  • 1 cucharadita de azúcar
  • 75 g de jamón serrano
  • aceite de oliva
  • sal
Se lavan las verduras y se pican: el calabacín y los pimientos en dados pequeños, las cebollas picadas y los tomates en dados también (concassé).

Se cubre el fondo de una sartén con un poco de aceite y se rehogan los pimientos y la cebolla, a fuego no muy alto. Se agregan después los dados de calabacín y los de tomate. Se salpimenta y se deja que se pochen las verduras (que se ablanden) durante unos minutos (unos 9 a 12). Se incorpora una cucharadita de azúcar para reducir la acidez del tomate. Se remueve ligeramente.

Al final se añade el jamón picado, para que no se sale en exceso.

Mientras tanto se cuece la pasta en abundante agua salada según instrucciones del fabricante.

Una vez cocidos los spaguetti se sirven de inmediato con el pisto por encima. Se espolvorea, si se desea, con queso rallado o en polvo.


jueves, 21 de agosto de 2014

Croquetas De Morcilla



Definivamente soy una croquetófila. Me vuelven loca en todas sus versiones y rellenos. Todos decimos que las croquetas de nuestra madre son las más ricas del mundo y en mi caso, no voy a ser una excepción: las croquetas de mi madre, Concha, son las mejores del mundo.

Esta receta es suya y también las croquetas que hizo, envolvió y yo freí y me comí. No es fácil hacer una croqueta en su punto, con la bechamel unida, cremosa pero no líquida y que a la vez no sea un mazacote de harina.

La clave está en añadir la misma cantidad de grasa (mantequilla o aceite)y de harina. Se ligan haciendo una masa (roule) y se va agregando la leche, poco a poco y sin parar de remover hasta conseguir ligar y dejarla en la textura deseada.


Para 6 personas:

  • 1 morcilla de Burgos
  • 80 g de harina
  • 80 g de mantequilla (o de aceite de oliva)
  • 600 mL de leche
  • harina para el rebozado
  • huevo batido
  • pan rallado
  • sal

Se quita la tripa a la morcilla y se saltea el relleno en una sartén sin aceite, para que suelte un poco la grasa.

Se pone en una cazuela o sartén grande la mantequilla a derretir (se agrega una pizca de aceite) y se añade la harina. Se tuesta, a la vez que se remueve con una cuchara de madera. Se agrega la leche, poco a poco, sin parar de remover hasta que la bechamel está lisa y brillante.

Se incorpora la morcilla y se deja que cueza unos instantes. Se pasa a una bandeja o plato sopero para que enfríe la masa.

Con la masa fría se moldean las croquetas, en este caso en forma de bolitas, se pasan por harina, huevo batido y, por último, por pan rallado.

Se fríen en abundante aceite caliente y se escurren sobre papel absorbente.


martes, 19 de agosto de 2014

Crema De Guisantes Con Polvo De Jamón


En casa son muy guisanteros, pero esta vez en lugar de preparar los clásicos guisantes con jamón, cuya receta podéis obtener pinchando aquí, me decidí por la crema.

El sabor combina el dulzor de los guisantes con el sabor potente del jamón serrano, pues los cocí en caldo de jamón.

Puestos así, en forma de chupitos, resultan un entrante muy chic, ¿verdad?


Para 6 personas (o 12 chupitos):

  • 1 Kg de guisantes congelados
  • 1 L de caldo de jamón
  • 50 mL de leche
  • 50 mL de aceite de oliva virgen
  • 75 g de jamón serrano en lonchas
  • sal y pimienta

Se pone a calentar el caldo de jamón en una cazuela y, cuando hierva, se agregan los guisantes sin descongelar. Cuando se recupere la cocción se mantienen en ebullición durante 12 minutos.

Se añade la leche y se salpimenta. Se pasa la batidora hasta que quede una crema. Se incorpora el aceite de oliva y se vuelve a batir, para que emulsione ligeramente y tome un poco de brillo. Se deja enfriar, si see quiere tomar tibio o fresco.

Para preparar el polvo de jamón, prescindimos del horno, que gasta una barbaridad y ahora en verano es asfixiante y utilizamos el microondas.

Realmente es más rápido el microondas y el resultado final es el mismo. Queremos secar el jamón y la pérdida de agua se hace con el calor del horno o con las microondas.

Se corta el jamón en tiras y luego en cuadraditos (yo lo hago con tijeras, como si estuviera recortando). Se pone extendido en un plato y se introduce en el microondas durante 1 minuto o minuto y medio. Tened cuidado de que no se os queme. Para ello, probad a calentar en franjas de 30 segundos.

Cuando esté el jamón crujiente, se mete en una bolsa de congelación, se cierra y se pasa el mazo del mortero o el rodillo por encima, dejándolo reducido a polvo.

Se llenan los vasitos o chupitos con la crema de guisantes. Se sirve, caliente o tibio, según gustos y se espolvorea con el polvo de jamón serrano.

Otra sugerencia de presentación





lunes, 18 de agosto de 2014

Ensalada De Patatas Con Manzana Verde Y Salmón



Con esta receta participo en el reto de Agosto de Cocineros del Mundo de Google+ en el apartado Salado

La ensaladilla rusa es un clásico del verano (aunque en mi casa se come todo el año, pues les encanta y tiene el plus de dejarla preparada con antelación). No hay hogar en el que no se cocine o se deguste en esta época veraniega.

Esta receta es una versión más ligera de la ensaladilla rusa. También lleva las patatas cocidas, pero al cambiar la mayonesa por una salsa de yogur el plato contiene menos calorías y además la manzana le aporta un extra de frescor. 

Seguro que si lo hacéis, en vuestra casa triunfará tanto como en la mía...



Para 4-5 personas:


  • 4 patatas medianas
  • 2 manzanas verdes
  • 1 cebolleta
  • 3 yogures griegos naturales
  • el zumo de medio limón
  • una cucharada de aceite de oliva
  • 100 g de salmón ahumado

Se pone abundante agua salada en una olla, junto con un diente de ajo entero sin pelar y una hoja de laurel y se diponen las patatas sin pelar. Cuando hierva se cuentan unos 20 minutos.

Una vez cocidas las patatas, se pelan con cuidado de no quemarse si se hace aún calientes. Se cortan en rodajas gordas y luego en tiras y en dados.

Se lavan bien las manzanas. Yo las dejo la piel, pues tiene fibra y me gusta el color verde que le brinda a la ensalada. Se cortan también en dados similares a los de patata cocida.

Se corta también la cebolleta o cebolla en dados.  Se mezcla todo en un bol o ensaladera.

Se reserva un poco de salmón para adornar y el resto se pica en trocitos y se añade a la ensaladera.

Se prepara la salsa poniendo en un bol grande los tres yogures, el zumo de limón, la cucharada de aceite y  la sal  y removiendo bien con una cuchara.

Se agrega la salsa a la mezcla de la ensaladera y se mueve bien para que se impregnen los ingredientes. Se pone a enfriar en la nevera hasta la hora de servir.

Se presenta con una rosa encima del montón de ensalada, hecha de los recortes de salmón ahumado que habíamos reservado.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...