Páginas vistas en total

domingo, 8 de septiembre de 2013

Minilasañas De Bacon, Queso Y Champiñones



La pasta siempre es un éxito garantizado. Cuando no tengo muy claro qué hacer de comida, con la pasta resulta muy difícil no acertar. Esta vez he "tuneado" la clásica lasaña.

En lugar de enrollar las placas de canelón, esta vez van en pisos como la lasaña y además he sustituido la salsa de tomate casera por tomate fresco, que con el golpe de horno queda absolutamente delicioso.



Para 4 personas:

  • 12 placas de canelones
  • 2 tomates grandecitos
  • 300 g de champiñones frescos
  • 250 g de bacon en lonchas
  • 200 g de queso de sandwich en lonchas
  • 2 cucharadas de harina
  • 1 cucharada de mantequilla
  • un poco de aceite de oliva virgen
  • 1/2 L de leche entera
  • nuez moscada
  • queso para gratinar

Se ponen a hervir con agua salada las placas de canelón durante unos 10 minutos o bien se ponen en remojo si están precocidas.

En una sartén se pone un poquito de aceite y se rehogan los champiñones laminados con una pizca de sal. Se reservan una vez que estén de color marrón no muy intenso.

Se va quitando al bacon las ternillas (si las tuviera) y la corteza y se corta cada loncha en dos partes. Se lavan los tomates y se cortan en rodajas no muy anchas.

Se pone a precalentar el horno a 200ºC con calor arriba y abajo. Se escurren las placas de canelón y se extienden sobre un paño limpio de algodón. Se secan bien.

En una fuente de horno se unta con aceite la superficie y se colocan las 4 placas separadas entre si. Se cubre cada una con dos trocitos de bacon, una rodaja de tomate, una loncha de queso y unos pocos champiñones.

Se repite una nueva capa de bacon, tomate, queso y champis y se cubre con una última placa de canelón.

Se prepara la bechamel fundiendo en una cacerola un poco de aceite con mantequilla. Se agrega la harina y se remueve vigorosamente con una cuchara de madera hasta que se forme una masa ligada. Se verte un poco de leche y se sigue removiendo hasta que la incorporemos a la masa. Se va añadiendo poco a poco, junto con la sal y un poco de nuez moscada, hasta que la salsa ligue y la dejemos en la textura deseada.

Se cubren las lasañas con la bechamel, se espolvorea con queso rallado y se pone un champi de adorno. Se hornea durante unos 25-30 minutos, hasta que la superficie esté dorada. Se sirve inmediatamente y se disfruta.


2 comentarios:

  1. Una lasaña maravillosa y encima en porciones individuales.......me encantan!!!.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Resulta muy cómoda, así en monodosis... jajaja

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...