Páginas vistas en total

martes, 10 de enero de 2017

Salchichas Frescas Con Patatas Y Lombarda


Hace muchos años mi madre preparaba un plato similar, sin las patatas, en el que nos daba la odiada verdura de la infancia combinada con las salchichas para así conseguir comerla.

Es cierto que a mi siempre me gustó la verdura; todos los tipos de coles (coliflor, lombarda, coles de Bruselas, repollo, brécol...) y de hortalizas me sabían tan ricas y no me disgustaba nada comerlas.

En este guiso sólo hay que elegir unas buenas salchichas de carnicero, lo más naturales posibles. Yo las compro en Carnicería Alonso, en Moratalaz que elaboran ellos mismos con carnes de primera y poca grasa.





Para 4 personas:
  • 12 salchichas frescas
  • 4 patatas medianas
  • 1 cebolla o cebolleta grande
  • 1 lombarda
  • 1-2 dientes de ajo
  • aceite de oliva virgen extra
  • agua o caldo
  • 1 vasito de vino blanco
  • sal
  • 1 hoja de laurel
  • perejil o cebollino


Se prepara primero la verdura, pues tarda más tiempo en hacerse. Se llena una olla (yo lo hago en olla a presión) con agua abundante y sal y se añade la lombarda lavada y cortada en trozos (salvo en tronco más duro del interior).

Se cierra la olla y cuando pite contamos media hora de cocción.

Mientras tanto vamos haciendo el guiso de salchichas y patatas. Se pone en una sartén o en una cazuela una pizca de aceite y se doran las salchichas cortadas en trozos.



Se retiran las salchichas, dejando la grasita que queda en la sartén. Se incorpora la cebolleta o cebolla cortada en plumas y se deja que se haga un poco.


Se pelan y se cortan las patatas en trozos irregulares (cachelos) y se añaden a la sartén.


Se añade el vino y se deja que se evapore el alcohol. Se incorporan las salchichas, se cubre el guiso de agua o caldo, se salpimenta y se deja unos 20 minutos a fuego medio-bajo, tapado para que se hagan las patatas.




















Cuando la verdura esté cocida se pone un poco de aceite en una sartén y se fríen dos dientes de ajo laminados.



Se incorpora la verdura cocida escurrida y se rehoga unos minutos.


Se emplata el guiso colocando la verdura en el centro del plato (yo puse un aro de emplatar) y a su alrededor el guiso de patatas y salchichas.

Se espolvorea con perejil picado o cebollino (si, lo confieso, me encanta el cebollino picado por su color y sabor)


En esta última foto podéis observar el cambio de color de la lombarda, de violeta a rosa, al añadir zumo de limón.

PD: Perdonad, pero me puede la deformación profesional... jajaja. Soy profesora de química y el líquido de cocer la lombarda y lombarda misma son sustancias llamadas INDICADORES pues cambian su color al ponerlas en contacto con sustancias ácidas, al cambiar su pH.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...