Páginas vistas en total

viernes, 28 de agosto de 2020

Arroz Con Leche Trufado O La Vuelta De Tuerca Del Tradicional Postre



Esta receta de arroz con leche no es válida para paladares que no sean atrevidos. Mi madre Concha (perdóname mamá, allá donde estés) me diría que es una aberración y que me he cargado el arroz con leche.

Pero, en casa somos las 3/4 partes truferos sin redención, así que, gracias a las excelsas perlas de trufa de Espora Gourmet (pincha aquí) que tardan en llegar a casa sólo 24 horas, puedes preparar fabulosos platos con trufa.

Sólo hay que tener en cuenta un par de detalles a la hora de utilizar el fabuloso y delicado producto de la tierra.

  1. No podemos cocinar la trufa por encima de los 60º C de temperatura pues pierde sus propiedades organolépticas (las que proceden de los sentidos) como el aroma y el gusto.  Por eso se utiliza mucho recién rallada para finalizar un plato.
  2. Hay que acompañarla con alimentos más bien alcalinos para realzar su sabor. Al mezclarla con ingredientes ácidos nos cargamos su sabor pues predomina la acidez.
Teniendo en mente estos dos factores y siendo una fanática del arroz con leche tradicional me lancé a este reto del postre trufado. Es como la sofistificación máxima del postre tradicional.


A mi me encantó, aunque hay paladares que me dijeron que no le aportaba nada al arroz con leche... Respeto profundamente el gusto de cada cual, así que, lo mejor es que lo hagáis y experimentéis, como yo.


Espero vuestras opiniones, que me interesan muchísimo!!!

Para 8 personas:
  • 1 taza de arroz bomba u arroz SOS (unos 200 g)
  • 1,5 o 2 L de leche entera
  • 1 rama de canela
  • 1 corteza de limón
  • 200 mL de nata líquida para postres
  • 1 taza de azúcar blanco
  • 1 nuez de mantequilla
  • perlas de trufa negra Espora Gourmet
  • una pizca de sal
  • frambuesas y hoja de menta para la decoración
Se empieza poniendo una cucharadita de perlas de trufa en un vaso  en el que habremos añadido la nata líquida. Se deja en la nevera macerar un par de horas (mejor si es la noche entera).



Se prepara el arroz con leche. Es modo artesano y  no válido para prisillas, así que, podéis adaptar la receta si tenéis vosotros/as alguna otra más rápida. A mi me sirve de terapia remover durante hora y media... jajaja

Se pone en una cazuela la taza de arroz, la rama de canela y la cáscara de limón, cubierto con un poco de agua y una pizca de sal. Se calienta a fuego suave y se remueve hasta que absorba esa agua. Durante una hora hay que ir añadiendo, poco a poco, y sin parar de remover la leche caliente.


La idea es que el arroz vaya absorbiendo la leche pero que a la vez vaya soltando el almidón para que quede más cremoso.



Cuando llevemos añadido aproximadamente 1,5 litros de leche durante una hora, mirad a ver la textura, se agrega el vaso de azúcar. A mi me gusta más bien dulce, pero probadlo a ver qué os parece con un poco menos.


Se incorpora la mantequilla y se deja que se cocine durante 15-25 minutos más, aproximadamente. 


Se retira del fuego, se quita la corteza de limón y la rama de canela y se deja templar para que baje la temperatura. Cuando no esté tan caliente se saca la nata con la trufa infusionada de la nevera y se agrega al arroz con leche, removiendo bien hasta la total incorporación, pero cuidando que las perlas de trufa no se malogren.


Se vuelve a dejar enfriar. Se sirve en boles o vasitos y se deja en la nevera. Se sirve con unas pocas perlas más de decoración, una frambuesa y una hojita de menta. Si sobra está casi más rico al día siguiente, aunque a mi me gusta hasta templado...


Mirad qué cremosidad tan potente!!








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...