Páginas vistas en total

domingo, 12 de agosto de 2012

Arroz Con Leche De Cabra Al Aroma De Lima



En muchos países, sobre todo asiáticos, consumen más leche de cabra que de vaca. quizás en España su consumo sea muy pequeño, debido a su fuerte sabor y a su "mala prensa" injustificada por su contenido graso.

Si es cierto que la leche de cabra tiene un sabor más intenso, pero un poco más dulce que la de vaca. Si bien es cierto que su contenido en grasas (4%) es ligeramente superior a la leche de vaca (3,5%), se trata de grasas más fácilmente digeribles.

Los glóbulos o gotitas de grasa de la leche de cabra tienen un tamaño menor y, por ello, son mejor atacadas por los jugos digestivos. Por este pequeño tamaño de su grasa, los glóbulos quedan en suspensión en vez de flotar en la superficie y formar la nata. Por eso, no es necesario someterla a homogeneización.

Como posee niveles muy bajos de lactosa resulta muy útil para personas que presentan intolerancia a este azúcar. Además, es menos alergénica. Hay estudios que demuestran que las personas con afecciones respiratorias mejoran con el consumo de leche de cabra, ya que tienden a fabricar menos mucosidad que con la leche de vaca.

Esta es la tercera receta de arroz con leche que subo a este sitio, pero es que me encanta experimentar con este delicioso postre tradicional...




  • una taza (de las de té) de arroz de grano duro
  • 2 litros de leche de cabra
  • un vaso (de los de agua) de azúcar
  • un taco de mantequilla (como de una cucharada de tamaño)
  • 2 ramas de canela
  • cáscara de lima
  • canela molida

Se pone en una cazuela al arroz cubierto con un poco de agua y un pellizco de sal y se deja que hierva. Se añade la cáscara de lima y el palo de canela y se va añadiendo la leche de cabra, en pequeñas cantidades, sin dejar de mover con una cuchara de palo.

Seguimos añadiendo leche, poco a poco, durante una hora u hora y cuarto. Es la forma artesanal de hacer el arroz con leche: sin prisa, pero sin pausa, dejando que el arroz vaya "soltando" su almidón y que la consistencia sea la de una crema.

Cuando ha pasado una hora, aproximadamente, incorporamos el vaso de azúcar -el arroz con leche debe estar siempre muy dulce, pues al enfriarse la sensación dulce disminuye- y un taco de mantequilla y se deja que de disuelva todo, sin parar de remover.

Se vierte sobre una fuente o en boles individuales, se espolvorea con canela molida y cuando se enfríe se mete en la nevera.



El color de este arroz con leche es más blanco, pues la leche de cabra tiene más blancura que la de vaca.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...