Páginas vistas en total

viernes, 5 de abril de 2013

Croquetas De Langostinos



El nombre de la salsa bechamel se atribuye al cocinero francés del duque Louis de Bechameil (1630-1703), aunque apareció descrita por vez primera en el famoso libro de cocina Le cuisinier franÇais (1651) del cocinero del rey Luis XIV llamado La Varenne.

Aunque la receta ha sufrido múltiples modificaciones desde su creacíon, sus ingredientes básicos son mantequilla (o margarina o una grasa como el aceite de oliva), harina y leche. El conjunto de la grasa y la harina se denomina en términos gastronómicos roux. Salsa blanca es la denominación de una roux que luego se cuece con caldo en lugar de con lácteos.


Perdonad mi atrevimiento, pero me ha encantado esta "reacción química" de la salsa bechamel, es deformación profesional...

Mi madre me enseñó a hacer la bechamel, tostando bien la harina con mantequilla y aceite, agregando poquito a poco la leche, para que no se hagan grumos, y moviendo la masa con cuchara de palo SIEMPRE.

Por supuesto que opino como tod@s: las mejores croquetas del mundo son las de mi madre!!!


  • 100 g de mantequilla (o igual cantidad de aceite de oliva)
  • 100 g de harina
  • 1 L de leche
  • 150 g de langostinos cocidos
  • 3 huevos batidos
  • pan rallado

Me resulta difícil especificaros las cantidades pues yo añado mitad aceite y mitad mantequilla  y la harina por cucharadas y "a ojo".

Se calienta la grasa en una cazuela o en una sartén. Cuando la mantequilla esté derretida se incorpora la harina y se remueve enérgicamente con una cuchara de palo, creando la "roux". Podéis hacerlo fuera del fuego para que no se os hagan grumos o bien bajar un poco la temperatura.

Se incorpora un poco de leche a la masa y se sigue removiendo hasta incorporarla por completo. Yo voy añadiendo poco a poco la leche y voy viendo la textura. Se incorporan los langostinos troceados y se sala. Si se desea se puede agregar un poco de nuez moscada.

Se cubre una fuente o un plato sopero grande con la masa y se deja enfriar. Si lo tapáis con un papel de plástico dejad que toque el plástico a la masa, para así evitar que se forme la costra en la superficie.

En mi casa siempre se hacía la masa la tarde antes y luego se envolvían al día siguiente. Se baten los huevos y se pone un plato con harina, otro con el huevo batido y otro con pan rallado. Se forman bolitas, como en la foto, con la masa o alargadas como las clásicas croquetas.

Se pasan primero por harina, luego por huevo batido y por último por pan rallado. Se fríen en aceite de oliva muy caliente y se comen recién hechas.



¿Cuántas miles de croquetas habrá envuelto mi madre a lo largo de su vida? Se las hace a todos sus nietos todas las semanas y nos manda las bandejas congeladas para sacar y freír. Gracias, madre, por tus excepcionales "croques". Las de la foto son suyas, obviamente.

6 comentarios:

  1. Muy buena receta, me quedo con ella.Besos

    ResponderEliminar
  2. Puedes hacerlas de lo que quieras: pollo, jamón, boletus... siempre están exquisitas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Nunca las he probado pero nada mas que con el nombre ya se sabe que tienen que tener una pinta deliciosa como en la foto, enhorabuena por esta receta, un saludo desde El recetario de Elena!

    ResponderEliminar
  4. Soy una fan absoluta de las croquetas y éstas me han encantado. En cuanto compré los ingredientes me pongo con ellas. Muchas gracias por la receta

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...