Páginas vistas en total

lunes, 6 de abril de 2020

Albóndigas Gratinadas Con Tomate Y Bechamel


Las albóndigas son un plato de carne súper nutritivo y que se pueden presentar como plato único, así que, en estos tiempos de confinamiento resultan ideales para alimentar a toda la familia.

Como también llevan tomate y la deliciosa salsa bechamel, a los más pequeños de la casa les encantarán. 
Ya me contaréis qué tal os han salido y si habéis triunfado en casa, aunque no me cabe la menor duda...

Para 4-5 personas:
  • 500-600 g de carne picada de ternera
  • 1 huevo
  • 1 diente de ajo
  • 1 taza de salsa de tomate casera
  • aceite de oliva
  • harina 
  • pimentón dulce
  • sal y pimienta
  • queso rallado (como no tenía en ese momento,  utilicé una bola de queso Mozzarella que luego laminé)
Para la salsa bechamel:
  • 75 g de harina (3 cucharadas soperas)
  • 1/2 litro de leche
  • 50 g de mantequilla 
  • 25 g de aceite de oliva (1 cucharada sopera)
  • sal
  • nuez moscada (opcional)
Se bate el huevo en una ensaladera o bol grande y se añade el diente de ajo muy, muy picado.


Se añade la carne picada junto con el pimentón dulce y la sal y la pimienta. Se mezcla bien todo. Se pasan a preparar las albóndigas. 

Se pone en una fuente para horno el tomate frito casero en el fondo y se reserva.

Yo uso el método de mi madre, que es llenar media taza con harina de trigo y añadir las bolitas de carne que cojo del bol con una cucharadita. agito la taza dando un meneo y me sale ya impregnada de harina por completo. A veces, hace falta redondear un poco más con las manos, pero lo dejo a vuestro criterio.

Se pone aceite de oliva a calentar y se van friendo las albóndigas. Se ponen a escurrir en un plato con un papel absorbente y se ponen luego en la fuente para el horno, encima del tomate.


Una vez fritas todas, encendemos el horno con calor arriba y abajo a 180ºC.

Hacemos la bechamel. Se pone una sartén honda o un cazo o cazuela (mi tía Min siempre hace la bechamel en sartén, pero yo, como me enseñó mi madre, la hago siempre en cazuela) con la mantequilla y el aceite a calentar.

En cuanto esté derretida la mantequilla se añade la harina, de golpe y se remueve vigorosamente hasta que quede una bola de masa (roux). Se incorpora, poco a poco y sin dejar de remover, la leche caliente, con una espátula o con una cuchara de palo.

Se sala y se añade la nuez moscada, añadiendo, si es necesario, un poco más de leche para darle la textura deseada. A mi me gusta la bechamel líquida, pues en cuanto enfría espesa mucho.

Se cubren las albóndigas con la bechamel clarita y se espolvorea con queso rallado. Yo sóplo tenía en casa un poquito de queso y utilicé una mozzarella laminada:


Se introduce en el horno caliente hasta que funda el queso y gratine.


Se sirve de inmediato, bien caliente:


Inspirada en una receta de Bruno Oteiza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...