Páginas vistas en total

viernes, 17 de febrero de 2012

Acelgas Con Un Toque Serrano


La sencilla acelga incluso posee un nombre científico modesto: Beta vulgaris. De niña me parecía una verdura insulsa y la relacionaba con las dietas o con las comidas blandas o de ancianos.

Su hábitat original es la región mediterránea, aunque se cultiva extensamente en todas las zonas templadas del mundo.

Sus hojas son grandes y de color verde brillante; sus tallos llamados pencas son blancos, amarillos o rojos según la variedad.

Aporta vitaminas, aminoácidos, betaína, ácido fólico y sales minerales. Es además diurética por su alto contenido en agua (48%). 

Afortunadamente, ha cambiado mi apreciación de esta verdura: ahora la cocino todas las semanas y me parece suculenta. (¿Será que me habré hecho mayor?)


  • Un manojo de acelgas frescas (contiene aproximadamente 750 g) o bien la misma cantidad de la verdura congelada
  • 2 patatas medianas
  • 1 cebolleta
  • 150 g de jamón serrano cortado en trocitos
  • aceite de oliva 
  • sal

Se lavan y se trocean las acelgas (esta operación os la podéis ahorrar si las cocináis congeladas) y se hierven en una cazuela con agua salada, junto con las patatas enteras. A mi no me gusta la verdura muy cocida, pero mantenedlo el tiempo que estiméis oportuno según vuestro gusto.

Mientras se va pochando la cebolleta en un poco de aceite de oliva y se le añade el jamón cortado en trocitos.

Cuando la verdura está cocida, se rehoga en la "fanfarria" de cebolla y jamón un ratito y se sirve caliente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...