Páginas vistas en total

domingo, 17 de noviembre de 2013

Confit De Pato Con Peras Y Puré De Castañas



Si nos damos una vuelta por los comercios ya nos meten por los ojos todas las historias relacionadas con la Navidad. He de reconocer que me da muuuucha pereza. Cada año, más. Pero hay que ir pensando en los menús de Navidad y conviene ir aprovisionándose de alimentos que luego en fechas cercanas a las Fiestas se ponen imposibles.

Esta receta es muy fácil, se prepara rápido y es muy resultona. El confit de pato es el muslo del ánade que ya viene precocinado, semiasado en su propia grasa y listo para darle el toque final en el horno. Los venden en los comercios (no sólo en tiendas de delicatessen o en El Corte Inglés, ya los tienen incluso en Mercadona) envasados al vacío para guardar en la nevera o bien en latas.

Es una manera perfecta de quedar bien en una cena de amigos o en las Fiestas. Sólo queda recrearos con las guarniciones que acompañan al pato.

Mi querida amiga Vicky, la preciosa galleguiña compañera de trabajo, me regaló unas castañas de su tierra, recogidas por su padre. Por ello y como señal de agradecimiento pensé en hacer un plato que acompañara a puré de castañas. Fijaos, es la guarnición la que determinó el plato y no a la inversa. 

Si no queréis liaros mucho podéis prescindir del puré de castañas y sustituirlo por puré de manzana o de boniatos. Las patatas las he frito, cortadas en tiras tipo "patatas paja", en la propia grasa del pato y el sabor es espectacular. Las peras, para dar el contrapunto agridulce las he rehogado en mantequilla y caramelizado con azúcar moreno. Un placer.



Para 4 personas:

  • 4 confits de pato
  • 4 peras conferencia
  • un pegote de mantequilla (unos 25 g)
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 2 patatas
  • 1 Kg de castañas
  • leche entera
  • sal

Lo primero es poner a precalentar el horno a 200ºC con calor arriba y abajo. Mientras tanto, se pone en la sartén el pegote de mantequilla y se rehogan en ella las peras peladas y laminadas. 

Cuando estén un poco blanditas se añade el azúcar y se deja que caramelice, quedando una salsita dulce trabada, tipo sirope, que contiene la mantequilla y el azúcar deshecho.

En una cazuela se ponen las castañas a hervir durante 10 minutos. Se dejan enfriar y se pelan a continuación, desechando la piel entre la cáscara y el fruto también. Se ponen desmenuzadas en el vaso de la batidora y se agrega la leche al gusto, batiendo hasta que tenga textura de puré. Se sala y se reserva.

Se retira la grasa de los confits y se pone en una sartén para freir en ella las patatas. Para ello, se pelan las patatas en tiritas, tipo "patatas paja" y se fríen en la grasa de pato caliente. Se salpimentan una vez fritas.

Se meten los muslos de pato en el horno caliente y se deja que se doren durante 10 minutos. Se calientan las guarniciones para emplatar enseguida, en cuanto saquemos el pato del horno.



4 comentarios:

  1. Me encanta el pato! Antes era difícil pero ahora es verdad, lo venden en cualquier sitio, y más ahora cerca de navidad...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, yo hace años lo compraba a precios indecentes y en sitios determinados. Ahora es más fácil encontrar de todo en muchos sitios...
      Un besote, Ana

      Eliminar
  2. Una receta muy apropiada para las fiestas que nos vienen encima, y con un gusto exquisito. Un besin de Sal dorada.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...