Vistas de página en total

martes, 2 de enero de 2024

Tarta Flor Griega O Ruffle Milk Pie

Esta preciosista tarta de origen griego, llamada Ruffle Milk Pie por su forma de caprichosa de flor plegada, es muy impactante y su preparación, al contrario de lo que se puede pensar es muy sencilla.

La masa filo con la que se prepara se compra ya en cualquier supermercado pues se está utilizando mucho en España y el resto de ingredientes es como si fuera un flan.

Tras hacerla por primera vez, tengo dos conclusiones importantes. La primera es que es una tarta para los que no les gusta el dulce pues no resulta nada empalagosa.

La segunda es que su realización no es tan laboriosa, es como hacer abanicos plegados de papel como hacíamos en el colegio.

Creo que las cantidades que he seguido, de Anna recetas fáciles, se quedan un pelín cortas pues me gustaría que tuviera más relleno de flan, así que, la próxima vez que la haga ajustaré las cantidades y os editaré la receta.

Mi surtido de Nochevieja

En cualquier caso, el resultado es de lo más vistoso y el sabor es muy agradable. 

Feliz Año Nuevo 2024 y que sigamos preparando cosas ricas y disfrutando de la cocina estos doce mese por delante.

Para 8 personas:

  • 1 paquete de masa filo de 10 hojas
  • 400 mL de leche entera
  • 3 huevos tamaño L
  • 150 g de azúcar
  • 75 g de mantequilla
  • 2 pieles de limón
  • 1 rama de canela
  • azúcar glaçe para decorar
Se precalienta el horno con calor arriba y abajo a 175º C.

Se calienta la mantequilla unos segundos en el microondas hasta que se derrita para poder pintar con ella las obleas de masa filo.


Se pincela cada lámina de masa con mantequilla y se pliega cada uno como si hiciéramos un abanico.


Se coloca esa tira plegada en el centro de un molde de horno redondo pincelado también con mantequilla.


Se dispone en forma circular comenzando desde el centro del molde. Se van plegando las láminas, de una en una, y se van colocando alrededor del círculo central, de forma concéntrica hacia afuera.


No importa que quede muy rústica o irregular, eso le dará una forma más bonita.


Se lleva la flor hecha al horno caliente y se hornea durante unos 10 minutos, aproximadamente, hasta que esté un poco dorada.

Mientras está en el horno vamos preparando el flan. Se pone un cazo al fuego con la leche, la mitad del azúcar, la canela y las pieles de limón. Se deja que dé un hervor, se apaga el fuego y se deja que vaya enfriando e infusionando.


Se disponen los huevos en un bol y se baten con el resto del azúcar. Se incorporan a los huevos la leche infusionada, pasada por un colador para eliminar las cáscaras de limón y la rama de canela.

Se mezclan bien y este flan se reparte por la tarta, entre las hojas plegadas.


Se vuelve a introducir en el horno a 175º durante 20 minutos. Si se ve que la parte de arriba se va tostando mucho se pone un papel de aluminio para que que no se queme.


A los 20 minutos se comprueba que esté el flan hecho pinchando con un palillo y viendo que sale seco.


Se saca del horno y se deja enfriar. Se decora al servir con azúcar glaçe espolvoreado por encima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...