Páginas vistas en total

miércoles, 4 de enero de 2012

Pollo Relleno Trufado




Esta exquisita receta de ave rellena se puede hacer con pollo, capón, pavo... Ahora que el pollero nos deshuesa el pollo, la labor es muy sencilla y el resultado espectacular. En mi casa se lleva elaborando años y siempre es nuestro plato navideño por excelencia. Todos esperamos ansiosos su llegada a la mesa y lo mejor es que al día siguiente hay sobras que saben igual o más ricas...


Se le añade trufa de tierra (Tuber melanosporum), que además de conferirle ese aspecto inconfundible "trufado", le aporta un maravilloso aroma y un delicioso sabor.







Para 10-12 personas:
  • un pollo "hermoso" (como de 2-2,5 Kg) deshuesado
  • 1 Kg de carne de ternera picada (o mitad ternera, mitad cerdo)
  • un par de huevos
  • una manzana golden para el relleno y otras 4 ó 5 para el puré de manzana
  • un trozo de jamón serrano que no esté salado
  • un envase de trufas
  • un vaso de vino blanco para el relleno y otros dos más (uno para el asado y otro para la cocinera)
  • cebolletas y cebollitas francesas para la guarnición
  • 4 patatas para el puré de acompañamiento (a los niños no les suele gustar el puré de manzana)
  • caldo de pollo
  • sal y pimienta
  • hilo bramante para los puntos de sutura


En un bol grande se baten los huevos y se mezclan con la carne picada. Se le van añadiendo el resto de los ingredientes picados: la manzana, el jamón, la trufa con el líquido en el que se conserva, el vaso de vino y la sal.

Ponemos en una sartén a pochar las cebolletas para el fondo del asado. Mientras, procedemos a la "operación": colocamos el pollo bien extendido y lo vamos rellenando con la mezcla de carne con las manos. Empezamos por los muslos y vamos hacia el fondo del ave.

No conviene apretar mucho la carne pues al asarse se hincha y puede reventar por algún sitio, además de no quedar tan jugoso. Una vez que hemos terminado de rellenarlo, enhebramos una aguja de lana con el bramante y cosemos por la parte del cuello y entremuslos del pollo, para que no se salga la "fanfarria".

Lo disponemos en una fuente grande a la que se ha añadido la cebolla pochada y un par de ajos enteros (que luego retiramos para pasar la salsa). Le ponemos el vaso de vino y otro vaso de caldo y lo introducimos en el horno a 250º durante, aproximadamente 1 hora. Vamos regando con caldo.

Pasado este tiempo, lo sacamos y le damos con cuidado la vuelta para que se ase bien por el otro lado. Ponemos más caldo, si hiciera falta o más vino. Lo mantenemos durante casi otra hora más.



Mientras permanece en el horno podemos ir preparando las guarniciones. Cocemos las patatas en agua con sal y las pasamos por el pasapuré, agregando un poco de leche y un trocito de mantequilla hasta alcanzar la textura deseada.



Se pelan y despepitan las manzanas y se ponen cubiertas de agua a cocer (unos 15-20 minutos). Transcurrido este tiempo se escurren y se machacan con un tenedor o se pasan por el chino, sin añadir ni azúcar ni sal.

Cuando ha terminado el asado del pollo, se saca del horno y se deja enfriar antes de cortarlo para que no se desmenuce.

Se recoge las salsa del asado, se retiran los ajos y, si se desea, se pasa por la túrmix para que no queden tropezones.

Se sirve acompañado de los purés, con guarnición de setas y cebollitas francesa y se salsea con la salsa muy caliente.


4 comentarios:

  1. muy rico estaba ese pollo trufado

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Esta es una de las joyas de la corona culinaria de Los García.....

    ResponderEliminar
  3. Ya sabes, hermana lo que disfrutamos toda la familia de este manjar de dioses en los momentos de celebración...

    ¿Recuerdas cuando mamá deshuesaba el pollo ella solita? Buff,nosotras no tenemos ni la maña ni la paciencia de mamá.

    Yo creo que si no tuviera al pollero para que me lo deshuesara me costaría enfrentarme con este plato...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...