Páginas vistas en total

domingo, 9 de septiembre de 2012

Bacalao Dorado (Bacalhau Dourado)



La estrella de la gastronomía portuguesa, el bacalao, llegó de tierras lejanas. Se atribuye a Gaspar de Corte Real su introducción en Europa en el siglo XV, pues encontró un importante banco de este pescado en aguas de Terranova (en el Atlántico Norte).

Hasta entonces, el bacalao sólo era conocido entre los balleneros norte-europeos. La popularización del bacalao en Portugal y España creció de inmediato, debido a la abundancia de capturas, a su bajo coste y a las restricciones de carne impuestas durante los períodos de Cuaresma.

Portugal es el país del mundo con mayor número de recetas cuyo protagonista es el bacalao. Los propios portugueses cuentan con orgullo que tienen una receta de bacalao para cada uno de los 365 días del año.

En casa nos gusta a todos, grandes y pequeños, y este es mi homenaje y recuerdo a una de las ciudades más maravillosas de mundo: Lisboa.


- Para seis personas:

  • 500 g de bacalao desalado (lo venden ya desalado en bandejas hasta en Mercadona)
  • 2 cebolletas o cebollas
  • 4 patatas medianas
  • 6 huevos
  • aceitunas negras
  • 1 vaso de aceite de oliva Virgen Extra
  • sal
  • pimienta

Es una receta sencilla, pero laboriosa, ya que se necesita tiempo para picar y cortar todos los ingredientes e ir cocinándolos por separado hasta su integración final con los huevos. Espero que ésto no os desanime, pues el resultado final es magnífico.

Se pelan las patatas y se cortan en tiras muy finas, como para hacer patatas paja. Se pone el aceite a calentar en una sartén grande y cuando esté caliente se fríen las patatas hasta que estén doradas. Se reservan.


Se escurre y se seca el bacalao con papel de cocina o con un paño. Se retira un poco del aceite de freír las patatas y en lo que queda se sofríe el bacalao sin dejar que se dore demasiado. Se retira y se reserva.

Se pican las cebolletas finamente y se pochan en el mismo aceite del bacalao (sin sal, al igual que el resto de los ingredientes que hemos pasado por el aceite).

Si hace falta, se retira un poco del aceite de la sartén y se pone al fuego con las patatas, el bacalao y la cebolla. Se añaden los huevos, uno a uno y sin batirlos, se salpimenta ligeramente y se remueve todo a fuego lento hasta que vaya cuajando, pero evitando que quede reseco.



Hay quien le añade una cucharada de crema de leche si se reseca, pero yo prefiero no hacerlo y no cuajar tanto los huevos. Se sirve el revoltijo con unas aceitunas negras y se disfruta...




3 comentarios:

  1. Hola, me encanta este plato y lo hago a menudo para la cena. He encontrado en la panadería, cerca de casa, unas bolsitas de patatas paja que las utilizo para hacerlo. Ya sé que no es lo mismo, pero ahorras tiempo y no queda mal. Me gusta mucho tu blog y las sugerencias que nos propones, un beso.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, preciosa!!

    Si, es una buena idea la de las patatas paja ya hechas, acorta el tiempo y el resultado no está nada mal.

    ¿Llevaremos en los genes el gusto por el bacalao, prima? jajaja

    Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Recordando que pronto estaré cerca de Miranda de Douro, hoy me decidí a cocinar este delicioso "bacalao a la dourada", siguiendo tu receta. Me ha encantado.


    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...