Páginas vistas en total

viernes, 28 de diciembre de 2012

Patatas Guisadas Con Costillas Adobadas


Esta receta me transporta inmediatamente a la infancia. Me encantan los guisotes de cuchara, que sientan el cuerpo y deleitan el gusto. Mi madre preparaba estas patatas con costillas y me gustaba terminar el guiso dejando sólo los huesos de las costillas.

El adobo antiguamente se utilizaba para conservar los alimentos, ya fueran carne o pescado. Se sumergía la preparación en una mezcla de ajo, orégano, pimentón y aceite o vinagre y se dejaba macerar.

Hoy en día no se emplea para su uso original, sino que es una deliciosa manera de aportar sabor y aroma a los alimentos.



Para cuatro-cinco personas:

  • 6 patatas medianas
  • 500 g de costillas adobadas
  • 1 pimiento verde
  • medio pimiento rojo
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolla o cebolleta
  • aceite de oliva virgen
  • agua o caldo de verduras
  • sal
  • 2 huevos duros

Se pone en la olla a presión un poco de aceite de oliva y se rehoga en él la cebolla picada, el pimiento verde en trocitos y el pimiento rojo picado. Se van pelando y cortando en trozos irregulares las patatas.

Tras unos minutos se incorporan las costillas y se deja que se rehogen un poco. Se añade una picada de ajo (y perejil) y las patatas troceadas. Se cubren con agua o caldo de verduras, se salan y se tapa la olla.

Cuando pite la olla, se deja el guiso unos 15 minutos, para que las patatas no se deshagan y se mantengan enteras.

Se sirven muy calientes y acompañadas con huevo duro y una barra de buen pan.



2 comentarios:

  1. Es un guisito estupendo, me encantan los platos de cuchara, los de toda la vida...Sabores de siempre que nos transportan a la infancia, qué buena pinta tiene!!!
    Encantada de conocerte Marta!!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Mary!! Que tengas un Feliz 2013!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...