Páginas vistas en total

domingo, 1 de abril de 2012

Tarta De Mango Y Limón


El mango, Mangífera indica, es una fruta tropical de pulpa carnosa y dulce. En un principio es de color verde y va tornando al amarillo o naranja cuando va madurando.

Es originaria de India y fue introducida en Sudamérica por los portugueses, a través de Brasil, a finales del siglo XVIII.

Es una fruta antioxidante por su riqueza en ácidos, vitamina A y vitamina C. Neutraliza radicales libres y tiene una función anticancerígena, además de tener un sabor delicioso...




La receta procede del libro Las recetas de mamá, publicado del blog de Ana con el mismo nombre. Muchas gracias, Ana  Mª por tus deliciosas recetas.


Para 12 personas:
  • una lata de leche condensada (como de 720 g)
  • una lata de leche evaporada (tipo leche Ideal) o un tetra-brik de nata líquida de 200 mL
  • 100 mL de nata líquida (opcional)
  • 2 mangos maduros
  • 2 sobres de gelatina de limón Royal o similar
  • 12 galletas tipo Digestive
  • 2 cucharadas de mantequilla para la base

Se trocean las galletas encima de un papel de horno y se pasa un rodillo por encima (o un vaso si no se tiene rodillo) para aplastarlas y convertirlas en granillo. Se introduce la mantequilla unos segundos en el microoondas para que se ablande y comience a derretirse y se vierte sobre las galletas machacadas. Se trabaja un poco para formar una pasta que se coloca en la base de un molde (mejor si es desmoldable), se aprieta con los dedos y se introduce en la nevera para que se endurezca.



Se ponen en un cazo las dos leches: la condensada y la evaporada y se calienta. Hay que remover la mezcla, porque al tener la leche condensada mucho azúcar, con el calor intenso se pega en el fondo del cazo.





Cuando esté caliente se añaden los dos sobres de gelatina en polvo y se mezcla muy bien para que la gelatina se disuelva completamente.






















Se añaden los dos mangos troceados y se tritura todo con la ayuda de la batidora. Se vierte esta mezcla sobre el molde preparado y se vuelve a meter en el frigorífico para que cuaje bien. Con seis horas es suficiente.



Se desmolda y se decora con frutas frescas: yo he puesto fresas, frambuesas, lima y dos hojas de menta o hierbabuena. Os aseguro que su aspecto coincide con su gusto: está espectacular!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te puede interesar...